Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Lisboa

Este fin de semana estuve con unos amigos pasando el fin de semana en Lisboa. La verdad es que era un viaje que tenía ganas de hacer desde hace tiempo, y verdaderamente la capital de Portugal no me defraudó.

La ciudad emana ambiente a otros tiempos en los que fue una de las ciudades más importantes del mundo, desde donde salían galeones en busca de las especias de la India o el oro de Brasil. La Lisboa de hoy tiene una mezcla extraña, entre el aire decadente de los barrios históricos y el modernismo provocado a raíz de la Expo del 98.

Físicamente hay dos cosas que definen la ciudad: agua y alturas. Agua porque la ciudad vive mirando a la desembocadura del Tejo (Tajo en castellano). Y alturas porque la ciudad está repleta de cerros, lo cual hace que varia calles sean muy empinadas, pero que a su vez las vistas panorámicas sean bestiales.

La ciudad no es cara, sobretodo comparada con Barcelona o Madrid, cosa muy de agradecer para mi bolsillo y para los viajes que me voy a hacer. Por ejemplo una cerveza en un mirador turístico puede costar entre 1,5 y 2 euros.

Aquí una pequeña muestra de la ciudad:

Tranvía: uno de los indiscutibles símbolos de la ciudad. Que jodida sería esta ciudad sin este medio de transporte.



La noche: que Lisboa es fotogénica es evidente. Sus desniveles hacen que la noche sea perfecta para que la ciudad enseñe su mejor perfil. Bueno, la noche lisboeta es perfecta para tomar fotos o... cervezas en Bairro alto.



Luz: luz, luz y mucha luz.


Elevador de Santa Justa: recuerda al estilo de Gustave Eiffel, aunque que yo sepa Raoul Mesnier no tuvo relación con él.



Monumento a los descubridores: la primera foto no tiene nada especial ¿no? ok, supongo que la segunda con un punto de referencia se aprecia mejor lo ganso de las figuras. Mirad el tamaño de la persona comparada con las estatuas.



Estación de Rossio: elegante fachada y curiosa puerta de entrada.



Su puente a su jubilación: imponente, ruidoso y bonito, así definiría yo al puente 25 de Abril. Con dos pisos pueden circular automóviles en la parte superior y trenes en la inferior. Eso sí, no sé por qué pero cuanto más te acercas más se oye un sonido constante y molesto, como si los coches resonaran en él.



Monasterio de los Jerónimos: otro de los elementos declarados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. La Torre de Belem y el monasterio son IMPRESCINDIBLES en una visita a Lisboa. Un consejo, los domingos por la mañana hasta las 14:00 la entrada a ambos monumentos es gratuita.



Torre de Belem: en el barrio de Belem se encuentra la que en otros tiempos fuera el primer baluarte defensivo de la ciudad. De estilo manuelino (menudo nombre) esta torre sacada de un ajedrez fue clasificada por la UNESCO como patrimonio de la humanidad. No me costaría imaginar a Jack Sparrow por aquí.


Clicks: es lo que tiene ser un enfermo de la fotografía. Pero bueno, los colegas no se quedan atrás.




Belem: un barrio pintoresco de la ciudad. Alejado del centro pero que merece la pena visitar, disfrutar de su parque y del río.


Tejo: como ya he comentado anteriormente la ciudad vive un idilio con el río, una de las puertas de la ciudad. De hecho Lisboa está limitada por dos grandes puentes: el 25 de Abril y el Vasco de Gama, el puente más largo de Europa con sus 17 km.


Datos prácticos:

Probablemente el mejor alojamiento en relación calidad / precio sea "Lisbon lounge hostel", el mejor hostel en el que he estado en mi vida. Por 18 euros la noche + desayuno puedes disfrutar del que está considerado el 3º mejor hostal del mundo por la web http://www.hostelworld.com/
Y no es poco decir para una página que tiene registrados más de 2.000 hostales por todo el mundo. Un sitio cuidado hasta en el más mínimo detalle, en el que el arte povera (reutilización de objetos cotidianos) es el protagonista. Los tambores de lavadoras son mesas, las lámparas pueden estar hechas con vasos de plástico o ser una jarra de jardinero al revés... de hecho yo no lo consideraría un alojamiento sino otro punto turístico por el que pasarse.



Y para comer un sitio obligatorio es "O eurico, casa de pasto" en la calle Largo de Sao Cristóvão número 4, cerca del castillo. Un sitio casta como pocos, con una anciana que más que de anciana hace de tu propia abuela. Hay que ir con el estómago vacío y con ganas de comer. Una ensalada para picar, un señor bistec con un ejército de patatas, un huevo frito, un plato inacabable de arroz, un par de cervezas, un chupito de licor y un café te cuestan 8 euros ¿aún dudas en visitarlo? recomendado especialmente para los que echan de menos a la amona - abuela - yaya

Datos inútiles:

¡Joder! la crisis va de mal en peor, como esto siga así no sé hasta que punto va a llegar el INEM.



¿Alguien me puede explicar qué coño hace esta guiri con un casco de obra por la calle? eso sí, muy mona ella, con la bufanda a juego, que no se diga que no es fashion.


Algo que me ha dejado sim palabras es leer lo que dice la prestigiosa guía Lonely Planet acerca de las costumbres en la mesa de los portugueses. A la vez que lo estaba leyendo me estaba debatiendo si verdaderamente era una obra de arte del humor surrealista o simplemente es una mierda. Atentos, no tiene desperdicio como hablan de los indígenas portugueses ¡jajaja!

"Las mesas portuguesas son las más sencillas de Europa. Normalmente en la mesa hay un plato, un cuchillo, un tenedor, un vaso de vino y una servilleta de papel. Ninguno de estos elemento suele reponerse a lo largo de una comida a menos que se rompa. Si se pide, se añade un vaso de agua.

Si después de la comida se pide un vaso de licor, como suelen hacer los lugareños, añaden otro vaso a la colección. Respecto a los modales, sólo hay que intentar mostrar como se disfruta con la comida. Se suele hablar alto, gesticular con las manos y los cubiertos y golpear en la mesa para añadir énfasis.

No hay problema si uno se fuma un cigarrillo o un puro y echa el humo en la mesa vecina, probablemente al rato harán lo mismo. En la tasca (restaurante o bar de gente trabajadora), si hay lavabo, la costumbre es utilizarlo antes de empezar de comer.

Es importante abstenerse de pedir sal o pimienta en la mesa portugesa. Si sirven piri piri se sazona con esto; en caso contrario, el hecho de pedir cualquier otro condimento puede provocar las suspicacias del cocinero. Y el de los cocineros es un gremio muy respetado en Portugal y no conviene ponerse en su contra."

¡JODER! no he podido evitar poner esto en el blog, no se que toman estos de la Lonely Planet pero ¡¡¡yo quiero un poco!!!

8 comentarios

rojopicanton dijo...

Está claro que te ha faltado comentar las delicatessens de los camareros a la hora de servir cafeses: qué mamones!!!! y el savoir faire de los de seguridad en el aeropuerto, que ahora deben estar rociándose con mi Axe el bajo vientre! ;)

Para cuando Praha?

David dijo...

Jajaja! pues sí, faltó sus delicatessens, por ahora va en el Top 1 de amabilidad en camareros, pero ya sabes, como dice la Lonely Planet es mejor no meterse con ellos porque es un gremio casi sagrado en Lisboa jajaja! Praga para al finales de Junio del vienes 19 al domingo 21 de Junio (viernes pillando fiesta), suficiente para conocer sus calles y la mayor variedad posible de cervezas que nos permita la tripa jaja!

Andrew dijo...

Olá! Eu sou um menino americano em dois meses estará em Lisboa para uma semana. Muito obrigado pela informação e compartilhar essas preciosas fotos. Irá recomendar o seu site para meus amigos e aprender um pouco de espanhol. Se você não se importa responder câmera que você tem feito as fotos?

David dijo...

Thanks for sharing your opinion with me Andrew, I'm sure that Lisbon will like you, is an amazing city. My photo camera hasn't nothing special, is a Lumix-Panasonic camera (TZ-3), a compact camera of 7 megapixels and a optical zoom x10. Is not very new, but its still very good.

Enjoy your trip!

Capitán Clostridium dijo...

Conozco Lisboa y bien merece volver. Espero que apra entonces tengan una especie de paseo marítimo paralelo al río, que no estaba nada cuidado, en la parte del centro, cuando fui.

Que Ver En Lisboa dijo...

JAJAJA. Qué gracioso lo de la Lonely Planet! Casi se ponen las instrucciones de cómo comer con las manos. joerrrr jajaja

Está muy bueno el blog.

Saludos,
Flavio

David dijo...

Hola flavio,

Pues sí, la verdad es que me impactó, hasta ahora no había visto instrucciones tan exhaustivas para comer nunca. Y menos con los "indígenas" lisboetas jaja.

Saludos

M MADRIZ dijo...

Pero bueno... y de la bicicleta qué?. Pensaba que describirías alguna ruta guapa en bici. De todas maneras, gracias por el resto de consejos.

Con la tecnología de Blogger.