Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Italia IV: Verona

Y para acabar con estos post dedicados a Italia toca el turno a Verona, ciudad monumental que ha tenido la mala suerte de estar tan cercana a Venecia. Aún así pasear por las calles de esta población declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO es una auténtica gozada.

William Shakespeare imaginó en sus calles a Romeo y Julieta, y de esta forma nació una de los relatos de amor más conocidos de la historia. Ciudad con miles de años de historia a sus espaldas es nombrada por Dante, Goethe o Julio César.

Si se está en Venecia es una excursión sencilla de realizar y merece la pena disfrutar de sus calles e historia. Un billete sencillo en tren regional cuesta alrededor de 6 euros y tarda 1,20 horas. Hay otras opciones de trenes, más rápidas y evidentemente más caras.

Su punto turísticos más importante son imponente Arena, un enorme anfiteatro, la Plaza delle Erbe, la Plaza dei Signori, sus puentes y el castillo de San Pedro.

Aquí una pequeña muestra de la ciudad:

Puentes: reconstruidos tras la II Guerra Mundial atraviesan el río Po. Para su reconstrucción se utilizaron piedras del antiguo puente.



Castillo de San Pedro: recomendable subir para disfrutar de las vistas de toda la ciudad. Antes de subir hasta arriba hay un pequeño parque en donde te puedes relajar.



Casco histórico: como ya he comentado antes la ciudad está declarada Patrimonio de la Humanidad por su historia y por la calidad de sus monumentos medievales y renacentistas.


Otros tiempos: inclusive los carteles de las calles te trasladan a revivir otros lejanos momentos de la historia.



Arena: este imponente anfiteatro con sus casi 2.000 años está perfectamente conservado. 44 hileras de gradas, capacidad para 25.000 espectadores... bueno, más grande que la mayoría de plazas de toros y que varios campos de primera división de la liga española. Aún tiene uso y se dan en ella varios conciertos, tanto clásicos como no. De hecho este verano tocarán cantantes tan poco clásicos como Anastacia, Elton John o el grupo de moda The Killers. Entrar y quedarse un rato leyendo, recorriendo las gradas o haciendo lo que venga en gana bien merecen los 6 euros que cuesta la entrada.




Romántica: hombre, la ciudad de Romeo y Julieta es lo que tiene. Las parejas se declaran su amor y hacen todo tipo de locuras (más de uno diría tonterías). En los puentes hay candados que simbolizan la fortaleza del amor de quien los ha dejado.


Romeo y Julieta: Shakespeare ambientó su famosa novela en sus calles, y aprovechando el tirón existe un imaginario balcón que pretende reproducir las aventuras de estos enamorados. Sinceramente, a mi no me gustó nada, Disneyworld en medio de la ciudad y en pequeño, se ha convertido en punto imprescindible para enamorados. El portal que lleva a este patio está lleno de papeles y pintadas de parejas declarándose amor eterno. Ohhhhhhhhhhh.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.