Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Roma I: Roma

Este fin de semana tocó una escapada a Roma, la ciudad eterna. Sin duda la palabra que define a esta ciudad es monumental. La capital del antiguo imperio romano es una ciudad caótica, pero con encanto.

Hablar de Roma es hablar de la historia de la civilización occidental. La ciudad rebosa de elementos culturales, ya sean museos, esculturas o gastronomía, y hay que aprovecharlo. La capital de Italia podría ser un museo en sí misma, un museo al aire libre, de hecho una ciudad de estas dimensiones no puede tener nada más que dos líneas de metro puesto que cada vez que se realizan obras salen restos arqueológicos.

Seguro que hay gente que se fija en el comercio de la ciudad, y no es para menos puesto que las compras en tiendas de moda forman parte de la urbe. Es más, cuando he estado había descuentos de hasta el 60% en primeras marcas (eso sí, a precios igualmente prohibitivos ya efectuados los descuentos)

Alojamiento: Youth Station Hostel
Precio: 18 euros la noche + desayuno
Apuntes: si te gustan las emociones fuertes, un hostel apartado del centro, habitaciones sucias, baños con pelos en las duchas de la época de los romanos y tener que echar una bronca muy subida de tono porque una pareja de brasileños se ponga a follar en un cuarto de 8 literas con japoneses acojonados este es tu lugar. En cualquier otro caso no vayas.


Coliseo: el gran icono de Roma. Un enorme anfiteatro que podía albergar a cerca de 50.000 personas. Nada más dejar el equipaje en el hostel fui directo a coger el metro que me llevara allí. Bajé en la estación de Coliseo, atravieso el andén, cruzo el pasillo que lleva a la salida y.... ¡ la madre que lo %*&%/! ahí estaba, altivo, tras casi 2.000 años preservando la elegancia y la armonía que lo caracterizan.

Aquí se crearon algunos de los mayores espectáculos de la época clásica, gladiadores, tigres, carros, osos, lobos... enfrentados a luchas a vida o muerte. Festejos que duraban hasta más de 100 días para conmemorar batallas triunfales. La obra de ingeniería también requiere una mención espcial puesto que el entresijo de resortes, cámaras y pasillo que había por debajo hacían posible todo tipo de espectáculos, inclusive marítimos. Está comprobado que se recreaban batallas navales llenando el foso de agua.

Aunque luego entraré en más detalle la entrada en el Coliseo + Foro + Palatino cuesta 12 euros.




Palatino: el nombre proviene de la colina sobre el que está edificado. Según la layenda aquí fueron alimentados Rómulo y Remo por una loba, y es aquí donde tuvo el origen de la ciudad imperial.

Fuera de leyendas lo que sí es cierto es que era el centro del poder del imperio romano, y ahora es un gran museo al aire libre. Palacios, arcos del triunfo,la Curia romana... en esencia las ruinas de lo que fue la mayor civilización occidental.

Si pulsáis en la foto creo que os llevaréis una idea de los que se puede ver:



Monumentos gloriosos: y es que es lo que tiene Roma. Coliseo, imperio, César, Circo Massimo, todo rememora a victorias, ensalza glorias y majestuosidad.


Arco de Costantino: en algún sitio leí que se construyó en un momento que la economía del imperio estaba pasando un momento muy delicado. Puede ser, pero viendo la zona, entre el Coliseo y el Palatino no lo parece.


Fontana di Trevi: Roma no sería la misma sin sus fuentes, y dentro de ellas la más famosa es la fontana di Trevi (tres vías, por las calles que salen desde aquí) del incombustible Bernini. Realmente cuando me dijeron que era un punto imprescindible dentro de una visita a la ciudad no lo entendía, - Si sólo es una fuente - dije. Pero es que no es una fuente, sino una obra de arte.

La Dolce Vita del famoso director Marcello Mastroianni le dió proyección internacional. Una costumbre muy conocida es la de arrojar tres monedas con la mano derecha sobre el hombro izquierdo. La primera moneda asegura volver a Roma, la segunda que te enamorarás de un/a guap@ roman@ y la tercera que te casarás con ella/él. Ni que decir tiene que la gente amolda esta creencia a sus necesidades.

Entre las curiosidades sobre el hecho de arrojar una moneda está el ¿dónde va a parar tanto dinero? Cáritas recauda todos las monedas y utiliza el dinero en fines benéficos. Las cifras que se barajan rondan los 900.000 euros al año. Pero en 2002 se destapó un escándalo, un indigente llamado Roberto Cercelletta había hecho numerosas "inmersiones" en la fuente, reuniendo en cada día hasta 500 euros.





Fontana dei Quattro Fiumi: otra de las obras maestras de Bernini, situada en el centro de la Piazza Navona, representa a los cuatro grandes ríos que se conocían en aquel entonces: Nilo, Ganges, Danubio y Río de la Plata.


Trastevere: popularmente se dice que el alma bohemia de la ciudad se concentra en este barrio. Aún se puede ver el ambiente típico de una plaza romana en Santa Maria in Trastevere. Me recordó mucho al barrio de Grácia en Barcelona. Al igual que este un barrio con mucho encanto, pero que como todo barrio bohemio que se precie con precios sólo aptos para "pijipis", mezcla de pijos + hippies.




Isla Tiberina: un remanso de paz en medio de Roma. Esta isla se encuentra en medio del río Tíber.


Panteón: construído durante el imperio es un templo dedicado a todos los dioses. Está perfectamente conservado, aunque aún no entiendo el agujero que tiene en la parte superior de la cúpula. ¿Para qué sirve un techo si entra agua?


Plaza de España: la archiconocida escalinata da forma a esta plaza. Cientos de personas se sientan en los escalones.



Turismo: hordas de turistas invadiendo la ciudad. Los ejércitos provienen desde varios francos dieferentes: por el mar miles de turistas esperan impacientes a que sus cruceros románticos por el Mediterráneo les dejen cerca de la ciudad eterna. Por cielo oleadas de aviones low cost descargan a ávidos turistas en busca de la fontana de Trevi. Y por tierra los más temidos de todos, autobuses repletos de abuelos del IMSERSO, éstas tropas de élite son inconfundibles puesto que se distinguen del resto por llevar gorras con el nombre de su compañía: Halcón Viajes, Eroski y Marshans son las más temidas. No sé como sería el desembarco de Normandía, pero no podría ser mucho peor.



Curiosidades: quizás ya no estemos en la época del imperio, pero Italia sigue teniendo emperador. En esta foto un clon de su partido, aún me debato entre si el pelo tiene implantes capilares o bien es que como en el resto de la foto se han sobrado con el Photoshop.


Consejos prácticos:

Cómo desplazarse desde el aeropuerto de Fiumicino: existen dos trenes que te acercan a la ciudad, el más famoso para los turistas es el Leonardo Express, que lleva de forma directa hasta la estación de trenes de Termini. Cuesta 11 eurazos, pero un amigo de un amigo me comentó que no hay revisores, con lo que te puedes colar, de esta forma se pagó una cena en el Trastevere. Eso sí, yo no lo aconsejo, por supuesto. Otra alternativa es coger el regional que no pasa por Termini y tiene varias paradas, entre ellas Tuscolana y Ostiense. Cuesta la mitad, 5,5 euros.

Metro: sólo hay dos líneas que hacen un aspa, los billetes simples cuestan 1 euro, uno de 24 horas 4.

Colas en el Coliseo: lo que hay que evitar son las colas para comprar la entrada. Las puertas del Coliseo abren a las 8,30 de la mañana, así que si se está a las 8,00 no hay ningún problema, estarás de los primeros en la cola, y ver el Coliseo vacío también es una ventaja. Existen otras dos posibilidades, como el ticket es integrado con el del Palatino otra opción es ir primero al Palatino, comprar la entrada y después ir al Coliseo (el problema es comprar la entrada, una vez comprada el acceso es directo, es como el metro cuando ya tienes el billete, sólo lo pasa por una máquina y ya está). La otra opción es comprar el Roma Pass, que por algo más de 20 euros incluye dos monumentos, importantes descuentos en el resto, cdesplazamientos en transporte público... mirar Roma pass

Agua: el café aquí es mucho más barato que en ciudades como Barcelona o Madrid, pero el agua no. Pero si de algo se siente orgullosa Roma es (con permiso de las plazas) de sus fuentes. El agua es muy buena, y si se lleva un botellín no te gastarás los 3 euros que piden en los locales turísticos.


2 comentarios

Anónimo dijo...

Muy buena la info de la ciudad, voy a ir allí dentro de un mes y espero que me sirva. Buena suerte con el blog en el concurso.

Señor Werty dijo...

Fantástica ciudad, me encantó y la verdad no suelo repetir ciudades pero con Roma creo que haré una excepción.

Sau2

Con la tecnología de Blogger.