Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Estados Unidos I: Washington


Tras pasar una semanita por Nueva York alquilamos un coche y pusimos rumbo a la capital del país, Washington. Realmente no están a mucha distancia la una de la otra, unas 4 horas y media en coche, respetando los límites de velocidad, que aquí no se andan con tonterías.

Y sobre la ciudad... no sé, me llevé un sabor agridulce, supongo que me esperaba más. La zona donde se encuentran los monumentos o edificios importantes está muy bien, pero la sensación que tienes en todo momento es que está aún por terminar: no es normal que en el centro de la capital del país las principales avenidas estén llenas de terrenos vacíos. Diría que es una ciudad en la que con dos o tres días tienes suficiente para ver lo más importante. Aún así tras la aglomeración de gente de New York
Washington concede un respiro a la cabeza, y comer en Chinatown mola.

Capital: Washington es la capital de los Estados Unidos y comprende el denominado distrito de Columbia, un distrito que no forma parte de los 50 estados de EEUU. Aquí se concentra el poder del país, y en donde residen oficialmente el presidente de la nación. Aunque la ciudad tiene metro las distancias no son demasiado grandes y exceptuando la Casa blanca todo lo que hay que ver se encuentra en un enorme rectángulo que limita con la avenida de la constitución al norte y la avenida de la independencia al sur.



Relax: la ciudad incita a tomarse las cosas con más calma que en New York, los parques en el centro de la ciudad, las fuentes y la falta de aglomeraciones son testigos de una ciudad más pausada que su vecina del norte, normal teniendo en cuenta que es una ciudad de 600.000 habitantes.





Capitolio: este conocidísimo edificio alberga la cámara de representantes y el senado. Para reseñar la enorme cúpula central, una de las más grandes del mundo.



Osasuna y San Fermin, que no falten.





National Air and Space museum: en la ciudad la mayoría de los museos son gratuitos, cosa de agradecer, y entre ellos el que más llama la atención es el museo aeroespacial, con decenas de aviones de todas las épocas, laboratorios espaciales, naves, misiles americanos y rusos... y si se quiere con guía gratuito en inglés o español.




Memoriales: al ser el centro del país y como son poco patrióticos os podéis imaginar que los monumentos, banderas y memoriales son escasos. Aquí abajo el más famoso, el de Abraham Lincoln.


Monumento a Washington: este enorme obelisco de marmol y granito se encuentra en medio de la ciudad y tiene una altura de 170 metros aproximadamente. Lo más curioso del monumento es que se pueden apreciar dos partes diferenciadas por el color, a unos 50 metros de altura. Esto es debido a que se debió parar su construcción por falta de recursos económicos a causa de la guerra civil estadounidense.




 

Casa blanca: probablemente el edificio oficial más reconocido en todo el mundo. Aparte del significado que tiene no tiene nada especial.


Cementerio nacional de Arlington: ¿habéis visto en alguna película americana un cementerio lleno de lápidas blancas alineadas en filas? este podría ser un buen ejemplo, con más de 200.000 lápidas de soldados y personas relevantes de la sociedad norteamericana, como el presidente Kennedy.



Lápida del presidente Keneddy




Si quieres conocer más:


No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.