Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Berlin I: la ciudad


El 31 de Diciembre llegúe a Berlín para celebrar el fin de año con unos amigos. Así que os podréis imaginar que si siete personas tienen ganas de fiesta en una ciudad como Berlín en fin de año no hay mucho problema. Estuvimos en una discoteca, Watergate, una de las más famosas de Alemania, aunque yo no la conocía.

Al día siguiente tocó la inevitable resaca, pero este es otro tema que no viene al caso, que para eso mi dignidad ya está por los suelos en Facebook.

Hace ya un año y medio que estuve en esta ciudad y me gustó tanto que he decidido repetir, si quieres ver mi anterior post:


Creo que no es la ciudad más bonita o rica de Alemania y ni mucho menos de Europa, tampoco denota elegancia, pero tiene algo que la hace especial. Supongo que una ciudad con la historia de Berlín no puede ser como el resto: capital de la Alemania nazi, destrozada en 1945 durante la II guerra mundial, posteriormente dividida por sectores y finalmente separada por un muro que rodeaba el sector capitalista del comunista. Todos estos factores han hecho que la ciudad tenga un estilo propio, sobrio pero acogedor, con un toque de capital underground que no tiene ni Londres, ni París ni Madrid.

Alojamiento: Transit Hotel
Precio: 21 euros la noche + desayuno (habitación 6 personas)
Apuntes: para ser fin de año me parece un precio muy bueno. Habitaciones amplias y limpias y un desayuno muy completo.

Hay miles y miles de historias que merecen la pena escuchar. Una gran idea es la que han desarrollado el grupo Sandeman, en el que realizan tours por varias ciudades de Europa totalmente de forma gratuita, si después del tour te has quedado satisfecho si quieres puedes dar una propina al guía. Entre las ciudades que ya se han adscrito a esta lista están Londres, Edimburgo, Ámsterdam, Berlín, Madríd, Munich, Jerusalén, Praga, París, Potsdam y Tel Aviv. Una gran idea, una forma de acercarte a la ciudad y comprenderla mejor que si paseas por tu cuenta. Nosotros lo hicimos en Edimburgo, París y Praga, con guía en castellano y fueron tres horas geniales, totalmente recomendables. Si queréis saber más:

Tours gratis


Aquí unas imágenes de la ciudad:

Puesta de Brandemburgo: el símbolo más importante de la ciudad, siguiendo el modelo de la Acrópolis de Atenas no se trata de un arco del triumfo sino una puerta de acceso a la capital.



Monumento al holocausto: a pocos metros de la puerta de Brandemburgo se encuentra esta obra del arquitecto Peter Eisenman. 2.711 bloques de hormigón que merece la pena recorrer. Los bloques tienen diferentes alturas y el terrero no es llano, con lo que pasear por enormes hileras de hormigón gris producen una sensación de desasosiego. Merece la pena visitarlo.



El muro: aún quedan puntos en los que se mantiene este muro de hormigón que separó la ciudad en dos hasta hace 20 años. La historia del muro es curiosa ya que Berlín está en la parte oriental del país, así que tras la división del país en dos bloques Berlín se encontraba en el bloque comunista. Sin embargo los aliados querían un trozo de la ciudad, así que una parte fue para ellos. El problema es que Berlín oeste, la parte capitalista era un agujero para la Alemania comunista ya que la gente huía al otro lado desde la capital, es decir, la Alemania comunista (democrática) se estaba desangrando justamente por medio. Entonces el gobierno comunista decidió crear de la noche a la mañana un muro que dividiera la ciudad, por supuesto sin avisar a la población.

Ahí empieza la historia del muro, en caso que queráis saber más os aconsejo mirar en la Wikipedia, es muy interesante:






Hackescher Hoffe: cerca de Hackescher Markt se encuentran esta sucesión de ocho patios interiores de origen judío, tiendas, restaurantes, galerías de arte... un sitio diferente rento de la ciudad. Al lado existe otro paio mucho más alternativo, rozando lo punki, pero muy recomendable para los amantes del underground.



Bundestag: en tiempos de III Reich se llamaba el Reichtag, aunque luego se cambió de nombre. Norman Foster diseñó la impresionante cúpula. Subir arriba es gratuito y merece la pena, tanto por las vistas que hay como por la estructura en sí. La cúpula es de cristal, haciendo referencia a la transparencia del gobierno y por dentro está lleno de espejos para que refleje la luz del sol.


Catedral: la catedral de la ciudad, enorme, sobria, elegante, muy en el mismo estilo que la ciudad. En la parte posterior se puede apreciar la torre de televisión, símbolo de la antigua RDA.


Sony Center: complejo de ocho edificios creados para albergar las oficinas de Sony en la ciudad, como no podía ser de otra forma hablando de Sony el complejo es hiper moderno, albergando restaurantes, cines Imax, museos... lo más espectacular del complejo es su gigantesca cúpula, que por la noche va cambiando de color.



Navidad: ir en estas fechas tiene sus ventajas y desventajas. Te mueres de frío, pero puedes disfrutar de la ciudad de una manera diferente, con decenas de mercados navideños, con decoración, nieve...


Alemania nazi: pocos son los símbolos que quedan de esa oscura época, por ejemplo el bunker donde pasó sus últimos días Hitler es ahora un aparcamiento.


Ampelmann: en la antigua Berlín este los semáforos se caracterizan con este muñeco. Esto es debido a una campaña de concienciación infantil que se realizó en aquel entonces. Los niños hacían más caso a estos muñecos simpáticos que a la imagen de toda la vida. Curiosamente un símbolo de la RDA se ha convertido en todo un producto de merchandising, con pegatinas, peluches, postales y hasta tiendas propias. Las vueltas que da la vida.


Frío: muuuucho frío. Días con temperaturas máximas de -5º y mínimas de -16º. Lo más curioso de todo es que la gente está acostumbrada, coge la bici y hace su vida de una manera normal. Para que os hagáis una idea el día 31 compramos unas cervezas en un puesto callejero. Las botellas no estaban muy frías y se lo comentamos al vendedor, el cual no nos hizo mucho caso. Lo curioso es que cada vez estaban más frías (supongo que pensaría que éramos unos pardillos). Es la primera vez que compro una cerveza y cada vez que pasa el tiempo está más fría.



Helado para llevar, a -10º ¡sí señor!


Si quieres conocer más:
  • Berlín 2008 (Bundestag y la cúpula de Norman Foster, Torre de televisión, parque Tiergarten, bares alternativos, Sony center, Puerta de Brandeburgo, Muro de Berlin, Museo de Pérgamo...)
  • Berlín 2009-2010 (Sala electrónica Water wate, tours gratuitos por la ciudad, monumento al holocausto, muro de Berlin, Hackescher Hoffe, Bundestag, Catedral, Sony center)
  • Berlín 2013 (búnker subterráneo, memorial soviético, salir por la noche)
  • Campo de concentración de Sachsenhausen

1 comentario

rojopicanton dijo...

qué envidia, David!

ne hubiese encantado pasar el fin de año en Berlín. Bien lo sabes. Contemplar la pueSta de Brandenburgo seguro que fue una experiencia única...si es que...ya se sabe, estos alemanes, a la que les das 4cubatas se ponen...

En serio, la próxima vez que visites la capital me apunto...y si puede ser con nieve, mejor! Y si no...ya nos llevaremos el helado puesto, por eso no te preocupes!

Con la tecnología de Blogger.