Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Londres

El fin de semana estuve en Londres, esa ciudad que por méritos propios podría ser la capital de Europa. Ciudad de contrastes, elegante, señorial, de un clasicismo exacerbado... pero curiosamente también ciudad moderna, de fortísima inmigración, del movimiento punk de los años 80... y es que en una ciudad de ocho millones de almas cabe de todo.

Hace tiempo ya hablé de la ciudad si queréis podéis visitar el post de Londres 2008, o si bien queréis una visión más formal la visita a la Wikipedia.

Esta vez no puedo aconsejar alojamiento ya que estuve en casa de un amigo, pero en compesación os doy un par de consejos para ahorrar dinero:

Traslado desde aeorpuerto de Gatwick: para ir hasta Victoria Station, en el centro de la ciudad, existen varias posibilidades, eso sí, todas caras, pero en alguna nos podemos ahorrar unas libras.
La opción que quieren que pillemos es el Gatwick express, es el medio más rápido pero también carísimo, 30 minutos de trayecto y 29 libras de precio ida y vuelta. En resumen, un timo. Otra opción es el Easy bus, la opción más económica, 14 libras i/v, pero es que tarda entre 80 y 90 minutos. La mejor alternativa es el tren de línea regular, tarde 40 minutos y cuesta 22 libras.

Transporte público por la ciudad: por otro lado está el tema del metro, hasta ahora el más caro que he visto, un billete simple cuesta alrededor de 5 euros, así que con las enormes distancias de la ciudad y el precio del billete simple comprar un bono es lo más económico. El bono más económico es la Oyster card, esta es la misma tarjeta que utilizan los londinenses, dejas un depósito de 3 libras que serán devueltas cuando se deje de nuevo la tarjeta y se recarga con el dinero que se desee. En función de la hora punta, fin de semana, etc los viajes son más caros o no, pero hay un máximo de gasto al día, después no gastas más aunque vuelvas a utilizar el metro. Además la tarjeta también sirve para el autobús.

Tours gratuitos: ya son muchas las ciudades en las que he hecho un tour con esta compañía de origen alemán. Son tours de unas tres horas "gratuitos", en los que si te quedas satisfecho le das algo de dinero al guía, normalmente una persona joven que lo hace bastante divertido. Depende de la ciudad, pero en Londres yo creo que 5 libras por persona entra dentro de lo normal. La compañia se llama Sandeman, en este caso New London Tours. Merece mucho la pena, así tienes una visión general de la ciudad para luego detenerte en lo que consideres más importante.

Bueno, aquí os dejo unas imágenes de la ciudad:

Big Ben: ¿quién no conoce la torre con sus cuatro relojes?, quien no la conozca probablemente proviene del planeta de E.T. o algo parecido. Por cierto, es más pequeña de lo que creía.


Palacio de Buckingham: residencia oficial de su ¿¿¿graciosa??? majestad la reina Isabel II. Aquí se efectúan a diario en verano y en determinados días en invierno el archifamoso cambio de guardia. Si tenéis intención de ver el espectáculo armaos de valor para ir pronto a pillar un buen sitio porque la cantidad de gente que se aglomera es brutal. Por lo demás el espectáculo es curioso, guardias tocando "Linving la vida loca"... quizás sí que sea su graciosa majestad.

Para los que les gusten los cotilleos comentar que el palacio de Buckinham ha tenido a lo largo de su historia graves fallos de seguridad, entre ellos el del periodista Michael Flagan del Daily Mirror que estuvo trabajando como empleado durante dos semanas en el palacio, sacando fotos del tupperware de cerelaes de la reina, de los armarios de sus nietos, etc.

Pero el fallo más gracioso es el que sucedió en 1981 cuando tres mochileros de origen alemán acamparon una noche en el palacio pensando que era el Hyde Park. Aún no sé qué es más increíble, la falta de seguridad o las pocas luces de los turistas.



Horse guard parade: sede de la guardia montada, una plaza con unas vistas espectaculares ya que también se ve al fondo el London eye. Se supone que la plaza va a cambiar bastante para los juegos olímpicos ya que se van a realizar las pruebas de Volley playa. Ummpphhh, a ver, creo que Londres y biquinis no concuerdan demasiado bien.


Hyde Park: el parque por excelencia de Londres, enorme, merece la pena si se quiere descansar de la agitación de la gran urbe.


Tower bridge: declarada patrimonio de la humanidad por la Unesco, para mí el símbolo más espectacular de la ciudad.


London eye: un nombre bonito, romántico... vaya, que es la noria de toda la vida. Aunque no hay que quitarle la espectacularidad de su diseño, y que ha dado al Támesis otro punto más de referencia. Eso sí, los precios son prohibitivos, 20 libras por media hora. Si queréis buenas vistas de la ciudad por bastante menos dinero podéis visitar la cúpula de la catedral de St. Paul.




Parliament: el parlamento británico, como no podía ser de otra manera la palabra que lo define es señorial.


Támesis: a las orillas del río se ha desarrollado durante más de dos mil años la vida de la capital.



Greater London Authority: diseñado por Norman Foster es el nuevo ayuntamiento de la ciudad. Su diseño no deja indiferente a nadie.


The city: el distrito financiero de Londres, abarrotado de lunes a viernes, desierto el fin de semana. Edificios ultramodernos como The Lloyd’s Building o la Torre Swiss.



The London Millennium: otra gran estructura en el centro de la ciudad. Lo más curioso de este proyecto es que a los dos días de su inauguración se tuvo que cerrar debido al balanceo que sufría por la gran afluencia de público en sus primeros días.


Trafalgar Square: una de las plazas más importantes de la ciudad, aquí se encuentra la National Gallery, uno de los museos de arte más importantes del mundo.


Pubs: no se puede entender Reino Unido sin sus pubs. Cervezas, Football y Rugby van de la mano en estos locales. Una visita a uno de estos bares y tomarse unas buenas cervezas es, simplemente, IMPRESCINDIBLE. La medida estándar de cerveza es la pinta, algo más de medio litro por unas tres libras y media. Aquí la cerveza Cruzcampo está prohibida por ley (es broma, aunque debería)


Underground: el metro, llamado "The tube", si lo tuyo es el barranquismo, la espeleología o algo parecido este es tu sitio, te sientes como en una caja de sardinas. Cuidado con las líneas cerradas y con los horarios de cierre.


Look left, look right, look left, look right... y pasar. Como los coches conducen en sentido contrario no estamos nada acostumbrados a mirar a la izquierda antes de cruzar. Hasta el punto que te lo recuerdan en el suelo. Lo tengo claro, si estoy una semana en Londres me atropella algún coche, creo que no vuelo a ir.

4 comentarios

Anónimo dijo...

Muy lindas las fotos y los consejos. Saludos.

David dijo...

¡Muchas gracias! me agrada que te guste el post y las fotografías

rojopicanton dijo...

ya nos avisarás cuando te nos largues a los Edimburgos, más que nada para ir cerrando billete! ;)

David dijo...

Calma calma, aún queda tiempo, por ahora el viaje de Agosto en el festival. Pero sí, ya sabes que serás de los primeros en saberlo rojopicantón. Agur!

Con la tecnología de Blogger.