Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Sevilla


Ciudad de naranjos y azahar
De callejuelas con sabor a Alí Babá
De cuarenta ladrones y un honrado
De verdes ojos capaces de hacer daño

De virgenes y extrema devoción
De cielos nublados en tierra de sol
De japoneses muy andaluces
De tostadas con aceite y jamón

Ciudad de blanco, granate y amarillo
De mujeres por las que daría mil costillas
De flamenco, gracia y abanicos
De mil y una Sevillas


No es la primera vez que me dejo caer por allí, tampoco será la última, me gusta esa ciudad.

Plaza de España





Catedral, antiguamente una mezquita


Un caracol


Una estatua, creo


Una artista


Calles, callejones y callejuelas




Un mural


Un galeón español


Pabellón de Argentina de la expo iberoamericana de 1929


Interior del casino de la expo del 29


Pabellón mudéjar



La famosa Torre del oro


Plaza de toros de la Real Maestranza, al lado de la torre del oro


El río Guadalquivir y el barrio de Triana

3 comentarios

LEIRE dijo...

BUENAS PALABRAS PARA UN CIUDAD TAN BONITA y ESPECIAL!!!

Seguimos de luto....no se cuando vamos a volver a volar!!!

Y las fotos.....CHULISIMAS TB!!!

Un besazoooooooooooooo!!!

Proxima estación....BARNA!

David dijo...

Gracias Leire, es que Sevilla es mucha Sevilla!!! para mí las ciudades son femeninas o masculinas, y está claro que esta es una mujer de bandera.

Me alegro que te guste, a mi me gustó estar allí, fue un auténtico lujo, como siempre.

Por cierto, sabes que Barcelona lleva ya tiempo esperándote, ya no sé como convecerte, mi repertorio de súplicas y gimoteos varios ya se ha acabado.

Anónimo dijo...

¡¡¡Que envidia David de mayor quiero ser como tú!!!

Ongi pasa!

Gorka

Con la tecnología de Blogger.