Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Cómo ahorrar viajando: alimentación


Cartel en un restaurante de Manhattan.

Otro de los ejes fundamentales para evitar que nuestro presupuesto salga excesivamente dañado es la alimentación. Los otros dos ya he hablado anteriormente y son el transporte y el alojamiento.

En este caso los consejos son de pura lógica, aquí van los más típicos:

  1. Evitar sitios turísticos: evitarlos a toda costa, los precios suelen subir bastante y la calidad se ve muy mermada. En caso que no sea posible muchas veces con alejarse un poco de las calles principales ya se nota en los precios de las cartas.
  2. Allá donde fueres haz lo que vieres: ir a restaurantes donde la gente sea propia de la ciudad, seguro que dan bien de comer, una apuesta segura.
  3. Foros: visitar foros de viajeros donde aconsejen sitios donde comer, a mí uno de los que más me gustan en español es Los viajeros.
  4. Guías: otro método para acertar suele ser dejarse aconsejar por las guías, el problema de esto es tomarlas como si fueran la mismísima biblia e ignorar el resto de locales, ya que nos podemos perder sitios extraordinarios.
  5. Propina: se debe tener en cuenta que en muchos países de Europa y Estados Unidos es practicamente obligatoria la propina. En nuestra cultura no es propio, y muchas veces se deja la calderilla que sobra de la cuenta, pero en paises como Estados Unidos se entiende que el comensal dejará entre el 15% y el 20% del total, hasta el punto que en muchos bares te sugieren la propina en la propia cuenta.
  6. Cubierto: otra variante de la propina, en países como Italia es muy común que te cobren por el cubierto, por lo que se debe tener en cuenta en la suma total.
  7. Cocinar: muchos alojamientos, sobretodo los pensados para viajeros con poco presupuesto te dan la posibilidad de utilizar una cocina comunitaria, con lo que el gasto en alimentación se reduce considerablemente ya que puedes comprar la comida en cualquier supermercado. En hostels y albergues son practicamente obligatorios.
  8. Precios orientativos: quizás otra forma de ir en sobreaviso es saber con anticipación el precio de la vida en la ciudad a la que vamos, de esta forma evitamos sorpresas. Una web muy práctica y que yo suelo utilizar es numbeo, es una base de datos a nivel mundial en el que la propia gente del país pone precios orientativos de productos de primera necesidad, leche, huevos, cerveza (esta última indispensable para el ser humano). Los precios son bastante reales y se actualizan con frecuencia.

PROXIMAMENTE

Espero que este post sirva de algo, los consejos sobre alimentación son de pura lógica, pero muchas veces nos olvidamos de ellos, el próximo artículo será "Cómo ahorrar viajando: datos generales". Creo que será bastante interesante y práctico. Os espero.
Con la tecnología de Blogger.