Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Navarra III (y alrededores)


Es curioso, ahora a 14.000 km de mi tierra me pongo a escribir sobre ella, ¿será morriña? bueno, supongo que en parte sí, pero las cosas como son, Navarra tiene mucho encanto.

Hace un par de semanas estuve como un turista más por Navarra y alrededores. Si bien el antiguo reino tiene muchos lugares que ofrecer también es cierto que no es un lugar muy turístico en comparación con ciudades de alrededor, tales como San Sebastián o Bilbao. Pero de ahí viene también su singularidad.

No es la primera vez que escribo sobre Navarra, si queréis podéis visitar Navarra I y Navarra II, o los post sobre los San Fermines, pero creo que esta es la visita más completa que he realizado a mi tierra. Es verdad, aún quedan mucho sitios por describir, la Selva de Irati, las Bardenas Reales, La Foz de Lumbier y Arbaiun... pero bueno, eso será en otra entrega, aunque creo que para eso deberá ser en el próximo año.

Aquí os dejo una pequeña muestra sobre mi visita.

PAMPLONA / IRUÑA

La vieja Iruña, ciudad con más de dos mil años de historia, antiguo poblado vascón y posteriormente capital del Reino de Navarra, hoy más conocida mundialmente por sus fiestas de San Fermin.

En agosto es una ciudad que descansa, está durmiendo, necesita recuperarse del ajetreo de más de un millón y medio de personas que la visitan en San Fermines. Es el jing y jang, en dos semanas la transformación de la ciudad es impactante, pero probablemente si Pamplona no fuera tan tranquila el resto del año sus ciudadanos no saltarían con esa muestra de alegría en las fiestas.

Pero Pamplona no es Madrid en Agosto, a diferencia de la capital de España, ciudad también adormilada, vacía y calurosa, aquí no parece que las puertas del infierno se abran de par en par en la mismísina Cibeles. En Pamplona en Agosto la temperatura es mucho más agradable, perfecta para pasear por sus antiguos rincones.


Plaza del Castillo

El punto neurálgico de la ciudad es la Plaza del Castillo, plaza totalmente desproporcionada para el tamaño de la ciudad, con unos 14.000 metros cuadrados, y rodeada de elegantes edificios del siglo XVIII. En el centro de la misma se encuentra el Kiosko, que data de 1943 y que ha sido restaurado hace poco tiempo.

La plaza sirve de nexo de unión entre las estrechas callejuelas del casco viejo o histórico de la ciudad y las ampliaciones por medio de los ensanches.

Restauración de edificios

La gente de Pamplona no somos muy dados a fijarnos en estas cosas, pero creo que poco a poco esta concepción está cambiando. Cada día hay más edificios en el casco viejo que están restaurados, para mí la zona de la ciudad con más vida, y la ciudad se está poniendo guapa, muy guapa, no sé si tendrá una cita o qué, espero que no sea por la candidatura a capital cultural europea de 2016, porque eso es un amor imposible.

Existen varios ejemplos de restauraciones, como la del palacio del Condestable, los baluartes de la Ciudadela o, para mí el mejor ejemplo, la casa de música Joaquín Maya (calle General Chinchilla 6), un edificio modernista de 1900 recién acondicionado, con una cúpula muy característica.

Caballo Blanco

Para mí y muchos pamploneses el lugar con más encanto de la ciudad, el mesón del Caballo Blanco, en la calle Redín. En verano ponen terraza y los jueves hay conciertos. Probablemente las mejores vistas de la ciudad en un marco incomparable, en medio del casco Viejo, a escasos metros de la Catedral, con vistas a los barrios del norte de la ciudad y a las montañas. Si el día ha salido bueno un trago aquí sabe a las mil delicias, aunque abusen un poco del precio.


Paseo del Arga

¿En medio de la ciudad dar de comer a caballos? esto es posible en el paseo del Arga, un paseo por la vereda del río Arga acondicionado para dar un paseo en medio de la naturaleza y olvidarte de la circulación de la ciudad. En Pamplona tiene 11 km, pero su extensión comprende varios pueblos de los alrededores de Pamplona, tales como Burlada, Villaba, Huarte o Zizur Mayor.

Lo mejor de todo, es que está a 15 minutos andando del centro de la ciudad. Lo peor, es que aún falta acondicionar alguna zona, mejorar las indicaciones, separar correctamente el carril bici de la zona de viandantes, etc.Igualmente es una zona muy recomendable, además por la zona de las huertas de la Rochapea se pueden contemplar antiguos caserones, molinos y hasta un hórreo.

BILBAO / BILBO

La ciudad dormitorio más grande de Pamplona. No, es broma. Hablar de Bilbao bien merece un post especial sobre la ciudad, pero en esta visita nos dedicamos a tres cosas que se pueden hacer perfectamente en esta ciudad (sobretodo dos de ellas): pasear, comer y beber. Pasear por el paseo de la ría admirando las construcciones de nueva factura, como el archiconocido Guggenheim, la Isozaki Atea (puerta Isozaki) o el puente de la Salve. Comer y beber en cualquiera de los cientos de bares de la ciudad, de hecho comer mal en Bilbao es un delito que se paga con pena de muerte. Para pintxos yo recomiendo empezar por la Plaza nueva, aunque cada uno tendrá sus gustos.

La ciudad encara el nuevo siglo con una mentalidad mucho más moderna que la que tenía en los años 80. Aún me acuerdo el impacto que me provocó la ciudad la primera vez que la ví de chaval, gris, sucia, fea... hoy aún quedan reminiscencias de ese pasado industrial, pero cada vez menos.

Si bien no tiene en Glamour de su vecina Donostia - San Sebastián no le hace falta, su tipo de encantos son otros. Os dejo con dos post que hice sobre la ciudad:


Y sus fiestas, para mí unas de las mejores que conozco, y creedme, no son pocas:


OLITE / ERRIBERRI

Localidad al sur de Navarra es famosa por dos cosas: sus vinos y su castillo. Sobre los vinos la solución es fácil, pásate por la ciudad, visita cualquiera de las numerosas bodegas y seguramente no te arrepentirás.

Sobre el castillo, antiguo palacio de los reyes de Navarra, es uno de los complejos arquitectónicos más importantes de toda Navarra.

Su construcción data del siglo XIII por Carlos III "El noble", pero tras la invasión de la corona de Castilla fue progresivamente abandonado y entró en un periodo de decadencia hasta hoy en día. Fue practicamente reconstruido a mediados del siglo anterior ya que su estado era deplorable, tal y como muestran las fotografías que se encuentran en su museo. De hecho el guerrillero Espoz y Mina ordenó su incencio en 1813 para que las tropas de Napoleón no pudieran hacerse fuertes dentro de él.

Una visita imprescindible para cualquier persona, para los navarros por su significado, para el resto por su belleza. No en vano estuvo considerado  uno de los palacios más bellos de la época, en donde el rey tenía animales tan exóticos como leones y jirafas.

El precio es de 3,10 euros entrada normal, o 6 euros visita guiada + entrada a Santa María (iglesia). Una parte del complejo es parador nacional, no es barato, pero es que albergarte en un castillo...

ESTELLA / LIZARRA

Uno de los puntos fuertes de Navarra es su alto valor histórico. Antiguo reino, con siglos de antiguedad, también por sus tierras pasa el Camino de Santiago, y uno de esos puntos emblemáticos junto a Roncesvalles, Pamplona/Iruña y Puente la Reina/Gares es Estella/Lizarra.

Esta pequeña ciudad de claro tinte medieval vive en torno al río Ega. Sus iglesias, palacios y casas medievales le han valido el nombre de la Toledo del norte (hombre, para mi gusto un poco exagerado)


Estella es la capital de una de las cinco merindades de Navarra, Tierra Estella o Lizarreria, en donde para mi gusto el norte es impresionante, con la sierra de Urbasa y el nacedero del Urederra como máximos representantes de la naturaleza en esta zona:



Y para los que os guste el arte, bueno, realmente un arte especial, arte tétrico, otro punto de interés que muchísima gente de la zona no conoce son "Las calaveras de Estella", o mejor dicho "El valle de los desvelados"

El artista Luis García Vidal ha creado en este valle varias calaveras de dimensiones enormes que evocan muertes. Sí, es tétrico, pero impacta. Hace ya tiempo escribí sobre ello:

Para mí merece la pena una visita, y además está a poca distancia de Estella.


EUGI

Quizás no sea un punto especial en Navarra, pero si se va hacia Francia o la zona de Roncesvalles quizás una parada para ver este pequeño pueblo al norte de Pamplona no está mal. El pantano abastece de agua a Pamplona y su comarca.

RONCESVALLES / ORREAGA

Un pueblo que tiene tasados 30 habitantes ¿Cómo puede ser importante? la respuesta es simple, es la primera etapa del camino de Santiago en la península. La Real colegiata de Santa María Roncesvalles desde hace ya varios siglos ha dado refugio a los peregrinos que realizaban el duro paso de Ibañeta. Su construcción data del siglo XIII por parte de Sancho VII el Fuerte. Cientos de peregrinos pasan por aquí a lo largo del año y se alojan en su albergue.

El alto de Ibañeta es una dura prueba para los peregrinos, habitualmente con niebla. De hecho en caso que en Ibañeta hubiera niebla desde Roncesvalles se tocaba una campana para guiarlos, pues era muy fácil perderse. La imagen es del refugio de Ibañeta, una de las etapas más duras del camino ya que es necesario atravesar los Pirineos. De hecho el techo del refugio ya da cuenta de la dureza del clima.

Una de las historias que nos cuentan de críos en el colegio sobre la historia de Navarra es la de la emboscada que se le hizo al ejército de Carlomagno cuando regresaba a Francia tras arrasar Pamplona. Los vascones esperaron a este paso de las montañas, entre Burguete e Ibañeta y atacaron a la retaguardia del ejército franco causando numerosas bajas, entre ellas las del lugarteniente de Carlomagno Roldán.

Entonces se hizo uno de los versos más famosos del medievo, El cantar de Roldán, hecho por subalternos de Carlomagno ensalzaba las virtudes y caída de su mano derecha frente a los salvajes musulmanes ¿¿¿??? en fin, que cambiaron a los vascones por musulmanes, toma ya.

ESPINAL / AURIZBERRI

Un poco más al sur de Roncesvalles se encuentra este precioso pueblo, localidad Pirenaica de gran belleza y por la que también pasa el camino de Santiago. Ernest Hemingway ya se sorprendió de la belleza del pueblo y sus parajes, y lo alabó en su novela "Fiesta". Sus baserris (caseríos) datan de hace cientos de años, y su conservación es impecable.

Si queréis hacer una parada en el camino o tomaros unas merecidas vacaciones hay un hostal que merece mucho la pena. La comida está muyyyyy buena, y las habitaciones son muy confortables. Además la atención es excelente, de eso se encargan los dueños Igor y Gorka:


BAJA NAVARRA / NAFARROA BEHEREA

Actualmente en territorio francés esta región históricamente pertenecía al Reino de Navarra. Se encuentra a pocos kilómetros de Luzaide / Valcarlos y Roncesvalles, y sus pueblos denotan un caracter vasco muy marcado, formando parte del País Vasco Francés o Iparralde.

Baigorri / Saint-Étienne-de-Baïgorry

Este hermoso pueblo parece sacado de un capítulo de Heidi, casas de montaña blancas, pastos de un verde intenso, olor a naturaleza... y el inconfundible Château d'Etxauz.

Saint Jean Pied de Port / Donibane Garazi

Capital de la Baja Navarra (aún mantiene en el escudo el rojo y las cadenas de Navarra), con un perfil netamente medieval es uno de los pasos más importantes del camino de Santiago en el lado francés antes de encarar la etapa de los Pirineos. Si se está en Roncesvalles o Valcarlos y se tiene coche una visita a esta villa medieval se hace imprescindible.

Sus calles empedradas, su ciudadela, puentes y puestos de artesanía te trasladan a otra época, probablemente cuando aún pertenecía a la Navarra de Ultrapuertos


En el norte de Navarra, ya pegando con la frontera con Francia se encuentran alguna de las cuevas más sorprendentes de toda la comunidad. Realmente en la zona existen varias, y podríamos hablar de una zona triangular en donde además de las citadas se encuentran las de Zugarramurdi y Sara (en Francia)

Estas cuevas, conocidas también como Ikaburu se crearon hace miles de años por la erosión del río Urtxume. En los periodos prehistóricos se tiene constancia que fue habitada por nuestros antepasados.

Estalagtitas, estalagmitas, raíces de robles de más de 12 metros de longitud... el precio es de 4,5 euros y la visita guiada dura una hora. Y qué decir tiene que el paraje es espectacular, y que comer mal aquí también es un delito.


ZUGARRAMURDI

Como último sitio para el post he dejado Zugarramurdi. Si bien todo el norte de Navarra tiene un común denominador y resulta espectacular por sus montañas, bosques, pintorescos pueblecitos y paisajes en general, Zugarramurdi tiene algo que lo hace especial.

Esta localidad cercana a Urdax sufrió hace 400 años, en 1610, un juicio a 40 vecinas del pueblo, acusadas por la Santa Inquisición de Brujería. El juicio se celebró en Logroño, 12 de ellas fueron quemadas en la hoguera. Ni que decir tiene que las pobres amas de casa fueron condenadas por la superstición de los vecinos. Y por supuesto por viejas rencillas.

Los relatos que se han recopilado de aquel entonces dicen lo siguente:

Las 18 personas restantes, fueron todas reconciliadas (por haber sido toda su vida de la secta de los brujos), buenas confidentes y que con lágrimas habían pedido misericordia, y que querían volverse a la fe de los cristianos. Leyéronse en su sentencia cosas tan horribles y espantosas cuales nunca se han visto: y fue tanto lo que hubo que relatar, que ocupó todo el día desde que amaneció hasta que llegó la noche, que los señores inquisidores fueron mandando cercenar muchas de las relaciones, porque se pudiesen acabar en aquel día. Con todas las dichas personas se usó de mucha misericordia, llevando consideración mucho más al arrepentimiento de sus culpas, que a la gravedad de sus delitos: y al tiempo en que comenzaron a confesar, agravándoles el castigo a los que confesaron más tarde, según la rebeldía que cada cual había tenido en sus confesiones".

Dejando a un lado las supersticiones comentar que las cuevas (3,5 euros la entrada) se encuentran en un marco incomparable, sacado de un cuento de hadas. Seguro que los elfos no deben estar muy lejos de allí, en los robles que hay cercanos.

Si bien no tienen las formas de las cuevas de Urdax o Sara sus enormes dimensiones y su emplazamiento las hacen únicas, de hecho no por nada tiene el sobrenombre de "La catedral del diablo". Por medio de la cueva, que se asemeja más a un gigantesco túnel se encuentra el río que ha erosionado la cueva el "Infernuko erreka", o "Arroyo del infierno".

Como curiosidad cabe comentar que hasta hace poco aquí se celebraba en las hogueras de San Juan una de las mejores fiestas que he estado en mi vida, un akelarre junto con miles de personas, en donde la música, el vino y... no faltaban. Por cierto, akelarre es una palabra vasca, significa "Prado del macho cabrío". Esto es todo amigo, el próximo día tocará Buenos Aires.


Si quieres conocer más:

3 comentarios

Claudia dijo...

Hola,

Me llamo Claudia y me ha parece muy lindo el reportaje de Navarra, has vendido muy bien tu ciudad, así que habrá que visitarla cuando vaya a España (soy de Colombia)

Besos

Paco Piniella dijo...

Muy útil la información para nuestro próximo viaje.
Saludos viajeros

David dijo...

Hola Paco,

Disfrutad de Navarra, que tiene mucho para ofrecer (y comer), seguro que no decepciona.

Con la tecnología de Blogger.