Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Buenos Aires: Recoleta

El barrio elegante y de gente acomodada de la ciudad. Si bien Puerto Madero puede considerarse la zona moderna más exclusiva, ésta parte de la ciudad acoge un estilo mucho más clásico, pero no por ello menos opulento. En sus calles te puedes olvidar que estás en Sudamérica, por un rato te encuentras en París.

Calles adoquinadas, embajadas, orgullosos edificios de estilo francés, sirvientas que entran en los edificios por otro lado que los residentes, marcas de primer nivel... los porteños más ricos se establecieron aquí después de la epidemia de fiebre amarilla en 1871.

La gente no acaparaba en gastos, se construyeron lujosas mansiones que hoy en día dan fé del momento de grandiosidad que vivió la ciudad. Cuando las familias no pudieron mantener semejantes palacios los acabaron vendiendo, varios de ellos son embajadas, como la de Francia o Brasil.

El Ateneo Grand Splendid

Impresionante. No se puede empezar a describir esta librería de otra forma. Considerada por el diario británico The Guardian la segunda librería más bella del mundo.

En un principio se trató de un teatro - cine, el Gran Splendid, en el cual actuaron famosos de la talla de Carlos Gardel. Actualmente esta librería recibe 3.000 visitas al año, y es posible leer un libro en cualquiera de los palcos sin compromiso de compra. El escenario es un elegante café.

En mi opinión uno de los sitios imprescindibles de Buenos Aires.




Señorial

Se nota que es un barrio señorial, los edificios, las tiendas, las aceras... todo remarca que aquí vive la élite de Buenos Aires.

Embajadas pobres

Varios de los edificios más señoriales de la zona pertenecen a embajadas de varios países. En la Avenida Alvear, probablemente la más lujosa del barrio, y por ende de la ciudad, se encuentra la embajada del Vaticano.

Al igual que Jesucristo cuando vió a los mercaderes comerciando en el templo de su padre, el Vaticano dando ejemplo de humildad. Pasan los siglos, pero el oro no se evapora, quizás de incienso, mirra y joyas pasa a propiedades y acciones, pero ahí está. Como dijo el escritor mexicano Eduardo del Río "Rius", Si jesucristo levantara la cabeza no sería católico.

Basílica de nuestra señora del Pilar

Una basílica realmente bonita, de estilo colonial, y al lado del famoso cementerio de la Recoleta. Merece la pena acercarse.

Centro Cultural Recoleta - Buenos Aires Design

El Centro cultural Recoleta es uno de los más activos y vanguardistas de la ciudad, decenas de exposiciones y cursos se pueden disfrutar en este antiguo convento.

Al lado se encuentra Buenos Aires Design, centro comercial consagrado al interiorismo chic.

¿Londres?

Parece que alguien estuvo en Londres y se trajo esto ¿un super héroe o heroína que necesita esto para poderse cambiar? yo sé quién es.

Tiendas

Si eres cool, chic, fashion o como quieras llamarlo y no sabes qué hacer con tanto dinero la Avenida Alvear es la mejor forma de quemar el dinero en segundos, Louis Button o cualquiera de sus amigos hará las delicias de los compradores compulsivos.

Hoteles

Exclusivos como el elegantísimo Alvear Palace, todo lujo.

Tranquilidad

Aparte de lujo y glamour esta zona al igual que su vecino Palermo disfruta de atractivas zonas de descanso. En Plaza Francia, un lugar realmente acogedor se puede disfrutar en fin de semana de los interminables puestos de artesanos o tumbarse en el césped mientras una cantautor se gana unos pesos haciendo versiones de Sabina y Calamaro. Recomendable cien por cien.

Cementerio de la Recoleta

Un espectacular cementerio donde se enterraba (y entierra) a la élite Argentina. Aquí reposan los cuerpos de presidentes, premios nobel, generales y poetas, aquí van unos datos: 350 mil almas, 25 presidentes, 100 gobernadores, 200 héroes de la independecia. Desde el escritor Borges o la adorada Evita hasta premios nobel como Federico R. Leloir. Otro dato curioso de este opulento cementerio es la cantidad de mausoleos que tiene, más de 4.000 con todos los tipos imaginables: desde el Partenón de Atenas hasta la catedral de Notre Damme pasando por pirámides egipcias o copias gaudinianas

Hay mausoleos que en sus entrañas tienen cuadros de Van Gogh, retablos románicos… en fin, todo lo que de la imaginación, la excentricidad y por supuesto el dinero. La visita guiada dura una hora y es gratuita, pero el guía la verdad es que tiene bien merecida la propina.

Pero con diferencia lo mejor de todo son las historias de este cementerio, alguna de ellas tan impactantes que han creado mitos o inspirado películas. El próximo día os las cuento en el especial de Buenos Aires gótico, prometido.





Si quieres conocer más:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.