Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

El Calafate - Glaciares Perito Moreno, Upsala, Spegazzini

Hace una semana estuve en el que probablemente junto a las cataratas de Iguazú sea el paisaje más espectacular de Argentina.

Estoy hablando del Parque nacional los glaciares, en la provincia de Santa Cruz. Este parque natural forma parte de una extensión mucho más amplia, el campo de hielo patagónico sur, compartido entre Argentina y Chile, con una extensión total de casi 17.000 km² (como Navarra y País Vasco juntos) Es la tercera mayor extensión de hielos continentales del mundo, después de La Antártida y Groenlandia, y está compuesto de un total de 49 glaciares.

Evidentemente aquí lo importante es la naturaleza. Si bien El Calafate, que es el pueblo más cercano es bonito, sabe de su condición de gregario y cede gustosamente el protagonismo a esas enormes masas de hielo.

Creo que este es uno de los reportajes fotográficos más extensos que he hecho, y os puedo asegurar son un 10% del total de fotografías que tengo. Pero es que el sitio lo requiere.


El entorno del parque nacional es espectacular, con montañas que llegan a los 3.000 metros de altura y enormes lagos de agua glaciar.

GLACIAR PERITO MORENO: Cara Sur y Trekking

Probablemente sea el glaciar más famoso del mundo. No es el más extenso ni el más alto, pero no por ello con sus 258 km² deja de ser imponente, además de ser el más accesible.

No es la primera vez que he estado, la primera ya la narré en diariosdeunabicicleta.es, y me impactó de tal manera que tenía claro que iba a volver.

Y esta vez que no voy de mochilero, y no tengo que comer todos los días pasta con atún y yogur me he permitido un capricho, hacer un trekking por el Perito Moreno

El precio no es nada barato, 500 pesos argentinos + entrada al parque (extranjeros 75 / residentes 25 ARS) Pero sinceramente, no todos los días tienes la oportunidad de andar por un glaciar. En el precio se incluye el transporte i/v al parque, las embarcaciones para llegar al campamento en el lado sur, los crampones, guías, una caminata de unas dos horas por el glaciar y una hora y media en las pasarelas del lado norte.

La empresa que organiza las excursiones se llama Hielo y aventura, muy profesionales, con lo que en todo momento te sientes seguro de lo que estás haciendo. Cabe comentar que con un mínimo de preparación cualquier persona puede hacer esta excursión, a mí me pareció que el entorno era espectacular, pero lo cierto es que el peligro es mínimo, y la dificultad también.

Primer paso: llevarte a su campamento en la cara sur del glaciar Perito Moreno.

Lo bueno que tiene la excursión es que la embarcación que te arrima al glaciar pasa bastante cerca del mismo, con lo que las vistas de las enormes paredes de hielo son espectaculares, estamos hablando de entre 60 y 70 metros de altura, más o menos como un edificio de 12 plantas.

Finalmente se llega al campamento, en tierra firme, ya que el glaciar es dinámico y avanza diariamente.

Una vez en el campamento te dan una pequeña charla informativa acerca de la creación de glaciares, cómo se mueven, cómo subsisten y también sobre seguridad para moverte sin problemas. Una vez que te han explicado esto, crampones, guantes, gorro, todo lo que haga falta y a subir al glaciar, para poder admirar esto:

Esta señal deja claro el peligro, parece que no es peligroso, pero de vez en cuando se oye el crujido de los hielos, y recuerda que no es una postal, sino la naturaleza en estado puro. Este espectacular video de la caída de una parte del glaciar arrastrando a turistas lo deja bien claro.

Pero las vistas desde encima del glaciar son impresionantes.

Guías: montañeros profesionales, nuestro grupo, de unas 15 personas tenía dos, uno abría camino y otro se quedaba en las zonas más peligrosas para que nadie se acercara.

Lagos: el glaciar no es un sitio inerte, aquí pasan cosas, es muy dinámico. Tan dinámico que por el proceso del derretimiento se forman pequeños lagos de un azul muy intenso.

Cascadas: y al igual que hay lagos hay cascadas, al fin y al cabo aquí todo es agua, y las montañas dentro del glaciar son de hielo. Cascadas que horadan hasta el corazón del glaciar, mejor no acercarse demasiado.

Azul: este es el color del glaciar, azul intensísimo en profundas grietas.

¿Montañas? como ya comentana anteriormente los glaciares no son planos, tienen relieves, son auténticas mesetas de hielo en las que existen pequeñas montañas. Por cierto, el hielo no es liso, es como si hubiera millones de cristales esparcidos por el suelo, es decir, el glaciar corta, y de qué manera, hay que llevar guantes.

Yo y la foto de rigor para la familia. Se nota que hace calor ¿eh?

Morrenas: el trekking se realiza sobre la zona más segura del glaciar, sobre la morena lateral del lado sur. Un glaciar es como un río, no deja de ser nieve apelmazada, generada en las montañas que por el efecto de la gravedad va bajando. Al igual que los ríos la parte del caude central es más rápida que las partes laterales. En el Perito Moreno además la parte central es mucho más inestable, de ahí que la caminata se realice por una morrena lateral.

El glaciar es uno de los poco del mundo que crece diariamente, depende de la fuente, pero se estima que son unos 2 metros por día. La presión que ejerce el glaciar hace que se produzcan los famosos desprendimientos de las paredes, y que igualmente cuando no hay desprendimientos se escuche el crujir del hielo.

Formaciones: para dar y tomar, hielo moldeado por la naturaleza, da mucho juego.

Cara sur: en estas fotos se puede apreciar la magnificiencia de las paredes, como si de un castillo se tratara, verdaderos muros naturales en los cuales una persona es insignificante.


GLACIAR PERITO MORENO: Cara Norte y pasarelas

Supongo que ésta es la visión más típica del glaciar, pero no por nada, sino porque es la más espectacular. 5 kilómetros de pasarelas permiten apreciar el glaciar a escasos 400 metros y desde varios ángulos diferentes.

Esta foto deja sin palabras, se puede ver perfectamente la enorme extensión del glaciar, desde su nacimiento en las montañas hasta la desembocadura en el lago.

Túnel: un evento único en el mundo sucede aquí, y es el desprendimiento de una parte importante del glaciar. La forma del glaciar es de una punta de flecha, con la cara norte y sur. El centro del mismo está a escasos metros de la otra orilla, y dado que el glaciar crece cada año llega un momento que toca la orilla contraria, creando las dos caras del glaciar.

En la cara sur se va acumulando agua, que va pasando por un pequeño túnel hasta el otro lado del lago. Pero cada vez se acumula más agua haciendo más presión en el túnel, hasta que finalmente cede como si se detonara un enorme edificio. El cuando es impredecible, la última vez fue en el 2008, a veces ha sido en 4 años, otras en 16.

Panorámica desde las pasarelas del mar de hielo

Soy insignificante...

...frente a ésto


EXCURSIÓN LAGO ARGENTINO

Al día siguiente del trekking aún tenía "mono" de glaciares, así que contraté una excursión de todo el día en el que puedes admirar varios glaciares. Tampoco fue barata, 370 ARS, aunque como dije antes, un día es un día. Prefiero comer un mes pasta con atún enlatado que no ver ésto.

La excursión no está mal, pero supongo que no está hecha para mí por el formato. Te llevan en una embarcación junto a 300 personas navegando por el lago y viendo alguno de los glaciares más imponentes del parque como el Upsala de 902 km² o el Spegazzinni, el más alto de todos. Las vistas espectaculares, pero para un culo inquieto como yo es mucho tiempo y aburrido, la media de edad es de 45 años.

Contrastes: el agua tiene un color característico ya que se abstece de agua de glaciar, el cual tiene muchos sedimentos. Si hace buen día  los contrastes entre roca, agua y cielo son brutales.

Icebergs: el lago está lleno de ellos. En las aproximaciones del glaciar Upsala existe una barrera de Icebergs que no se puede pasar por medidas de seguridad.

Color: el hielo aparece azul cuando tiene una consistencia muy alta y las burbujas de aire no impiden el paso de la luz a través de él. Entre el color y sus formas irreales te ves trasladado a otro mundo.

Tamaño: los icebergs o témpanos de hielo sólo sacan la cabeza. La parte visible es únicamente entre el 10 y el 15% del total de la superficie del iceberg. Entonces si miramos el tamaño de este iceberg en comparación con un barco (y no es pequeño, hablamos de un barco de tres pisos, con cafetería a bordo y capacidad de 400 personas), nos podemos hacer a la idea de lo enormes que son.

Glaciar Spegazzinni: navegando llegamos hasta el glaciar más alto del parque, con 80 metros de altura. Su frente realmente impone. En la foto se puede ver uno de sus afluentes; sí, los glaciares al igual que los ríos también los tienen.


EL CALAFATE Y OTROS DATOS PRÁCTICOS

El Calafate es la entrada natural al parque natural, es un pueblecito acogedor, tranquilo y bonito. Eso sí, caro, muy caro, pero bueno, son los precios que acostumbran en Patagonia.

El pueblo se encuentra en un lado del lago Argentino, por lo que es posible aproximarse y ver la fauna local, entre otras cosas, flamencos. Otros puntos de interés es el centro de interpretación histórica, con esqueletos de bestias prehistóricas, aunque no lo puedo recomendar porque no he estado.

Lo que sí recomiendo es comer el típico cordero patagónico, un manjar, y tomar cerveza artesanal de Calafate, la cerveza Sholken está buenísima.

Orillas del lago Argentino y flamencos.

Arquitectura: El Calafate y sus casas de madera, la verdad es que el pueblo es bonito. Es curioso, al igual que en toda Patagonia los contrastes de paisaje son brutales, el parque nacional se encuentra a escasos 50 kilómetros, en donde se encuentran altas montañas y bosques de lengas. Pero cuando nos acercamos al pueblo el paisaje cambia radicalmente, volviéndose muchísimo más árido, practicamente desierto. Lo que no cambia es el violento viento patagónico, al que no estamos acostumbrados por estos lares.

Alojamiento: Hostel Buenos Aires
Precio: 50 ARS habitación compartida con desayuno incluído.
Apuntes: calidad / precio inmejorable. Los dueños muy amables, te ayudan en absolutamente todo, reservas de autobuses, barcos, excursiones... El desayuno más que correcto y las habitaciones también.

Desplazamientos: desde el aeropuerto al pueblo se puede tomar un transfer, VES Patagonia te lleva por 35 ARS ida y 20 ARS vuelta. Si lo que necesitas en un bus hasta Punta Bandera Clamajucar lo hace por 50 ARS i/v. Tanto en el aeropuerto como en la estación de omnibus hay buses que te llevan directamente a El Chaltén, como Las Lengas

Tiempo: en Patagonia se dice que puede hacer las 4 estaciones del año en el mismo día, y es cierto. Puede amanecer lloviendo, salir el sol y luego nevar. Pero siempre hace viento, muchísimo viento. Gorr@, guantes y gafas son imprescindibles, y una crema protectora también. Ah, estamos en el sur, bien en el sur, en verano las atardece muy tarde, pueden llegar a tener sólo 3-4 horas de oscuridad al día.


3 comentarios

Gorka dijo...

Impresionante creo que lo has vendido bien. Por cierto te fuiste allí para trabajar de informatiko o como operador turistico? :) ondo pasa!

David dijo...

Aupa Gorka! Pues sí,parece que voy de operador turístico, visiteargentina.com.ar jajaja. No, trabajar trabajo, y no veas cómo, pero los fines de semana son para mí, así que tengo que aprovechar, que quien sabe donde estaremos mañana, que nos quiten lo bailao! ongi pasa!

Josefina dijo...

La excursión a Los Glaciares es un paseo obligado si uno está en El Calafate. Dura todo el día y se pueden apreciar de cerca los glaciares Spigazzini y el perito Moreno. El glaciar Upsala se ve de lejos ya que se ha formado una pared de hielo que impide el paso de la embarcación.
Hicimos la excursión en un catamarán muy lindo, con baños limpios y servicio de cafetería. El guía se expresaba muy bien y se notaba que conocia bien la zona. En un momento, sacaron hielo del agua y uno podía sacarse fotos e incluso comprar whisky o licor y beberlo con ese hielo.
Mientras se está navegando el viento es muy fuerte y hace frío, asi que hay que ir abrigado! Igualmente la vista que se obtiene de los glaciares, vale la pena.

Josefina A. hosteria en Calafate

Con la tecnología de Blogger.