Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Porto Seguro

(*) Versión revisada del original del 2007 diariosdeunabicicleta.blogspot.es, puede que ciertos datos no estén actualizados.

Porto Seguro, una pequeña ciudad de Brasil al sur de Salvador de Bahia, en el nordeste Brasileiro.

Junto con Santa Cruz de Cabralia son los dos puntos en que los portugueses desembarcaron por primera vez en el continente. La totalidad del pueblo es patrimonio histórico, de hecho esta prohibida la construcción de pisos de mas de dos alturas. Entre las maravillas que alberga podemos encontrar edificios históricos, paisajes naturales de increible belleza y brasileiras (también de increible belleza)

Pero para mi también tiene un lado negativo, y es que desde hace un tiempo en el que se demostró la inyección económica resultante del turismo el lugar está bastante explotado.

Alojamiento: Porto Seguro Hostel (Hi hostel)
Precio: 30 reales, 12 euros noche + desayuno.
Apuntes: limpio, buen desayuno, con piscina. Un poco caro.

Aquí una muestra de la ciudad:


Costero

Porto Seguro es un pueblecito costero que vive principalmente del turismo, normal con las playas que tienen alrededor.

Colorido

Una característica de Brasil es la alegría de la gente, y eso se refleja hasta en los edificios. La verdad es que no se en el sur, pero en el norte de Brasil las calles están pintadas de decenas de colores.

El pueblo original

Aparte de la zona turística merece una visita el pueblo original, con bellos edificios coloniales y un ambiente muy relajado en sus calles.

Playa

Pero realmente el gran atractivo de Porto Seguro es el mar y sus playas. El pueblo vive de sus fantásticas playas y del turismo que viene a relajarse ahí. En mi opinión es que hay zonas que me recuerdan al litoral Mediterráneo, con hoteles y fiestas del mismo estilo, pero bueno, a fin de cuentas para gustos los colores. Eso sí, si lo que se quiere es fiesta probablemente este sea uno de los sitios más animados de Brasil.

Por cierto, aún se pueden ver pescadores al lado de la playa pescando.

Y es que las playas no tienen desperdicio.

Por cierto, en el atardecer, cuando el sol no es tan fuerte la arena se empieza mover. ¿Y esto? pequeños cangrejos que salen a la superficie.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.