Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Lago Titicaca - Taquile

(*) Versión revisada del original del 2007 diariosdeunabicicleta.blogspot.es, puede que ciertos datos no estén actualizados.


Tras visitar la isla de los Uros uno d elos viajes más interesantes que se pueden hacer por la zona es visitar Taquile.

La isla Taquile recibe su nombre de un integrante de la corte del rey de España Carlos V, llamado Rodrigo de Taquile. Su verdadero nombre en Quechua es Intika. Esta pequeña isla 35 km al oeste de Puno tiene una población cercana a las 2.000 personas, y tiene una gran diferencia con el resto de habitantes del lago ya que hablan Quechua y no Aymara.
 
Entre sus características más curiosas está que es una sociedad endogámica, con lo que rara vez se casan con integrantes de otras comunidades.

La sociedad Taquileña está basada en el trabajo colectivo y en el código moral Inca "No robarás, no mentirás, no serás perezoso". Actualmente reciben una gran cantidad de turismo, con lo que ya forma parte de su estructura económica, con las ventajas y desventajas que conlleva. De hecho aunque aún es fuerte la importancia de las tradiciones poco a poco se va perdiendo, y más cuando hay guiris irresponables que contribuyen a ello.

Sin ir más lejos en el tour en el que estaba un español nada más llegar a la isla le dió un billete a una niña del lugar. Esto debería estar prohibido, de hecho entre ellos mismos no está bien visto ya que se acostumbran a mendigar y no a trabajar, por muy bonita que sea la niña. A eso lo llamo "síndrome del buen blanco", típico occidental que se cree que en países menos desarrollados no tienen ni para comer, que no saben hacer una "o" con un canuto y que por dentro piensa: "¡pobrecitos que no saben nada! ¡hay que ayudarles!"

Aquí os dejo unas imágenes de este espectacular rincón de Perú.


Niños:

Como ya he comentado antes los niños son preciosos. Tenían una sonrisa de oreja a oreja, y eso que por ejemplo estos no estaban vendiendo nada.

La isla

Taquile tiene su propia personalidad desligada del resto del mundo, y eso se puede apreciar nada más desembarcar en el diminuto puerto. La altura hace que la luz sea diferente, impresionan los colores.

A trabajar

Me impactó lo de esta niña, que con poquísimos años estaba sola y vendiendo pulseras por 1 sol (0,20 euros). Aquí todo el mundo participa en las labores de la casa, y si no es así hace algo productivo

Mar

Con la longitud que tiene este lago a veces te olvidas que estás a cientos de kilómetros del mar, que es un lago de agua dulce.

Distancias

Vamos, a tomar por...

Paisaje

El paisaje en Taquile es hermoso, muy hermoso. Desde aquí se pueden ver los picos nevados de la cordillera real, allá por Bolivia. El azul del cielo se funde con las aguas cristalinas del lago. Se puede pasar la noche aquí, yo no lo hice, pero la gente que lo ha hecho comenta que es una auténtica delicia para los sentidos.

Pero hasta los paraísos tienen sus inconvenientes, la visita de la isla en un sólo día puede ser bastante agotadora, el trayecto en barco es largo, de aproximadamente 6 horas ida y vuelta. Pero además la altura afecta al cuerpo, y los 533 peldaños que hay que subir para acceder al pueblo tampoco ayudan. Eso sí, si tienes suerte como yo, probablemente probarás la mejor trucha que puedas probar en tu vida.

Y más niños

Como ya he dicho varias veces los niños son una pasada, y además siempre dispuestos a conocer a las personas.


¿Quieres conocer más del lago Titicaca? Visita las islas de los Uros en diariosdeunabicicleta.

2 comentarios

Anónimo dijo...

Precioso sitio ojalá algún día pueda ir allí y disfrutar del Perú. Un saludo.

Marta

David dijo...

Hola Marta,

La verdad es que el sitio es espectacular, yo tengo un recuerdo buenísimo. De hecho es de estos lugares que no te importaría volver.

Con la tecnología de Blogger.