Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Valle Sagrado - Ollantaytambo

Toca la hora de visitar la que probablemente es la zona más famosa de Perú, el valle del Río Vilcanota / Urubamba, popularmente conocido como el Valle Sagrado.
Situado 600 metros más abajo que Cuzco y a unos 60 kilómetros de la misma, Ollantaytambo (Ullantay Tampu) disfruta de un clima más cálido y de una tierra más fértil, que el prueblo Inca aprovechó al máximo para levantar poblaciones e importantes centros agrícolas.

El valle está rodeado de escarpadas montañas que hacen que adquiera una sensación de estar en un sitio especial, pero bueno, eso se respira nada más entrar aquí.

El primer sitio que visitamos en el Valle Sagrado fueron las ruinas Incas de Ollantaytambo, centro religioso, militar, administrativo y agrícola del extinto imperio. Sus descomunales muros, las empinadas terrazas, la magia del lugar hace que sea una visita muy recomendable. Es una verdadera ciudad con partes dedicadas al estudio, prisiones, termas, templos...


Por cierto, hasta aquí se acercaron los conquistadores españoles para someter al pueblo Inca (no es correcto decir los Incas, Inca sólo era el gobernante, el pueblo eran Quechuas) tras haberlos hecho retroceder de su capital Cusco. Ollantaytambo sirvió de importante plaza de la resistencia del líder inca Manco Inca Yupanqui. Aquí los españoles sufrieron su mayor derrota, teniendo que huir despavoridamente. Eso sí, después volvieron con un ejército cuatro veces superior.


Cómo llegar: hay infinidad de formas a ir a esta ciudad a unos 60 km de Cusco, el bus ida cuesta 5 soles, 1 euro, un taxi ida 60 soles, 12 euros a repartir entre los viajeros, un tour ni idea, pero seguro que más caro y no aprovechas el dinero ni el tiempo. Es cierto que un tour te proporciona un guía turístico, pero también te puedes acoplar al mismo si vas de forma individual y pactas un precio con el guía.

La ciudad

Es una de las pocas ciudades Incas habitadas. Al menos cuando fuimos nosotros no había muchos turistas, supongo que van directamente a Aguas Calientes, en las cercanías de Machu Picchu. En las dos primeras fotos una madre con su hijo y yo tomando un café en un puesto del mercado.



Montañas

Esta es la vista desde las ruinas de Ollantaytambo. ¿Veis la montaña de enfrente? ahí también se pueden observar edificaciones. El pueblo Inca creía que las montañas emitían energía, con lo que al edificar encima de las montañas ellos absorbían dicho poder. Para nosotros es inimaginable una cultura que construía en las alturas en vez de en los llanos, como el pueblo que se puede ver debajo de la montaña.


La antigua ciudad

Ahora sólo quedan restos, pero dan fe de tiempos mejores, y de una ciudad con cierta relevancia. Como en el resto de las ciudades Incas que he visto, calles empinadas, muyyy empinadas.


En la foto con Dries, un compañero de viaje belga.


Agua

El agua no podía faltar en una ciudad de estas características, antiguas fuentes rodeadas de canales para transportar el agua.

Espectacular ¿no? os dejo con las últimas imágenes de esta ciudad, muy recomendable para visitar, tanto por la cercanía de Cusco, por la poca explotación que ví, y por supuesto, por su valor cultural. Merece una escapada desde Cuzco.




(*) Versión revisada del original del 2007 diariosdeunabicicleta.blogspot.es, puede que ciertos datos no estén actualizados.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.