Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Madrid

En Semana Santa estuve en Madrid. Hacía muchísimos años que no me pasaba por la ciudad, y tenía la cuenta pendiente.



Sonará a tópico, pero no por ello deja de ser cierto. Madrid, como la mayoría de grandes urbes es una ciudad de contrastes. Es la capital de España, pero a su vez con título de villa en vez de ciudad. La Madrid de proyección europea o la castiza y castellana hasta el tuétano. La Madrid de los Austrias o último reducto republicano, la Madrid solidaria que acoje a la gente de provincias o de neocons sin escrúpulos, la Madrid golfa de Chueca o la exclusividad del barrio de Salamanca, del rastro o de la Gran Vía, de Sushi o de churros, del Prado o de Prada. Muchas Madrid en una sola, cada cual que elija la que quiera.



Es posible que no tenga la monumentalidad de otras capitales de antiguos imperios como París, Roma o Londres, o que no sea tan estética como la Barcelona. Pero pasear por sus calles es agradable, muy agradable, y tomar unas cervezas con su correspondientes tapas por el centro imprescindible.


Alojamiento: Equity Point
Precio: 22 euros la noche + desayuno
Apuntes: tenía reservado este hostel, que tiene muy buena puntuación en varias páginas (hostelbookers y hostelworld) Afortunadamante unos amigos me dejaron su piso. Muchísimas gracias Nuria y Diego, pero sobretodo, Laura :)


Os dejo algunas fotos de mi estancia por la "Villa".


Catedral de la Almudena



Realmente se llama Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid, pero bueno, supongo que el nombre es demasiado pomposo para pronunciarlo de una sola vez sin perder la respiración. Una catedral tardía, de los siglos XIX y XX, pero muy bella. De diversos estilos, por ejemplo la cúpula es barroca en el esterior pero gótica en el interior.



Parque del Retiro



El parque más famoso de Madrid y pulmón verde de la ciudad. Hay dos imágenes archifamosas del parque: el estanque con el monumento a Alfonso XII detrás y por otro lado el palacio de cristal. Entre otras curiosidades están la fuente dedicada al angel caído, una de las pocas que hay en el mundo.



LaPuerta de Alcalá
Supongo que Ana Belén fue la mejor embajadora de este monumento realizado por Francesco Sabatini por órdenes de Carlos III. Al lado suyo, la fuente de la Cibeles, otro de los monumentos por antonomasia de la ciudad.



Templo de Debod



Para mí el sitio de Madrid que más me ha gustado. Al lado de Plaza España, céntrico, con las mejores vistas de la ciudad, buen ambiente los fines de semana por la tarde... y por supuesto el templo. Con sus 2.200 años de antigüedad este templo fue un obsequio del gobierno egipcio al español por la ayuda en la restauración de los templos de Nubia.



España no fue el único país que participó, Holanda, Italia y Estados Unidos también ayudaron en esta empresa. De hecho Egipto regaló un templo a cada uno de ellos, si visitas el Metropolitan de Nueva York podrás ver uno de ellos.



Si se quiere visitar el interior hay que tener en cuenta que el aforo máximo es limitado. Un sitio imprescindible en la ciudad.



Museo del Prado



Uno de los museos más importantes a nivel mundial. Velazquez, Goya, Rubens, El Bosco... si te gusta la pintura clásica merece la pena la visita de una colección extensísima. En caso contrario quizás no es el sitio más indicado (los puristas seguro que me matan con esta frase)


Eso sí, ¡cuidado con la colas!


Una de las cosas curiosas de este museo es que es uno de los pocos en el mundo que no consiguió su patrimonio a base de robos y expropiaciones, tan típico de los imperios. Curioso, teniendo en cuenta las barbaridades que hizo el imperio español.






Monasterio de los Jerónimos



Orgulloso, dando la espalda al museo del Prado se encuentra este convento, que en su época fue uno de los más importantes de la capital. Siglos de historia a sus pies, se nota que ha sido rehabilitado no hace mucho.



Museo Reina Sofía


Realmente se llama Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía o MNCARS (en Madrid parecen que gustan de nombres pomposos). Junto con el Prado y el Thyssen-Bornemisza componen el triángulo de los museos de Madrid. Se ha convertido en uno de los 20 museos más visitados del mundo.


A mí este museo me pareció espectacular, tanto por el diseño como por sus obras. Una colección impresionante de Picasso y Dalí, pero también de artistas de la talla de Francis Bacon, Pablo Gargallo, Jorge Oteiza o Eduardo Chillida, entre muchos otros.


Pero su obra estrella es el Gernika de Picasso. Probablemente mi cuadro favorito, y ahora que lo vi en persona lo corroboro. Todo fuerza.


Plaza del sol


Unida irremediablemente al 31 de diciembre es un sitio donde uno se siente una hormiga frente a tanta gente paseando a tu alrededor.


Plaza mayor


Otro punto importantísimo de la ciudad. Si has estado en Madrid y no has pasado por esta plaza realmente no has visto Madrid. Antigua plaza, que ya data del siglo XVI. Su funcionalidad no ha cambiado mucho, era una lonja muy transitada. Ahora está rodeada de mesones, artistas y tiendas varias.


Como curiosidades comentar:
  • Está cerrada y tiene 9 puertas de acceso, la más famosas es la de los cuchilleros
  • La plaza está rodeada de mesones en donde te puede aparecer algún camarero difrazado de Curro Jimenez con un trabuco o pistolón en mano (no penséis mal guarrillos)
  • Que el restaurante Sobrino de Botín, en los alrededores está datado por el libro record de los Guinness como el más viejo del mundo, fundado en 1725, ahí es nada.


Plaza de la Villa

Otra de las históricas de la ciudad, no muy grande y que anteriormente albergaba el ayuntamiento de Madrid.


Palacio Real


Si las capitales europeas se distinguen por grandes palacios Madrid no es menos, y para dejarlo claro, el palacio Ral o de Oriente es el más extenso de la Europa Oriental, y en medio de la ciudad. 3.000 habitaciones dan fe de ello.













Santiago Bernabeu


Una de las catedrales del fútbol mundial, y mal que me pese, del club más laureado de todos los tiempos, el Real Madrid. Por sus muros han jugado la élite de este deporte: Zarra, Puskas, Di Stefano, Butragueño, Michel, Hugo Sánchez, Zidane, Ronaldo... ver un partido aquí tiene que ser todo un espectáculo.



Edificio Metrópolis

Otro de los edificios emblemáticos de la ciudad, con un estilo afrancesado vigila las calles Alcalá y Gran Vía. De principios del siglo XX su cúpula con forma de caso de bombero no pasa desapercibida.


Edificio Capitol


O el edificio de Scheppes, como también se conoce este edificio en la Gran Vía. Muchos de nosotros le pusimos cara en esa gran película "El día de la bestia", cuando Santiago Segura alucinando por las drogas juega a tirarse.


Plaza España

Una de las plaza emblemáticas de la ciudad es Plaza España. Las figuras del monumento a Cervantes miran curiosas a los miles de turistas que se congregan aquí a diario.

Otro de los puntos característicos de esta plaza es el edificio España, de los años 50. Ahora se están haciendo viviendas de lujo, pero en su momento fue un mensaje del régimen franquista a Europa, expresando la prosperidad del pueblo español.

No sé qué problema tienen los dictadores pero todos tienen que hacer enormes obras, pareec que tienen carencias de virilidad o algo así. 


Palacio de comunicaciones


En la famosa Plaza Cibeles, otro de los puntos emblemáticos de Madrid (y sobretodo de los aficionado al Ral Madrid) se encuentra este hermoso edificio, que ahora tiene también la alcaldía de la ciudad.



Pasear, pasear y pasear

Como ya he comentado anteriormente Madrid no es la ciudad más monumental que he visto en mi vida, pero tiene algo que hay que hacer obligatoriamente: pasear. Pasear, que no caminar, son palabras diferentes. Y a ser posible mirar hacia arriba, cosa que no estamos acostumbrados, y nos vamos perdiendo la mitad de las cosas interesantes de una ciudad por ello.





El rastro


Uno de los mercados más famosos de Europa se encuentra en Lavapiés y la Latina, el rastro de Madrid. Así que en domingo estás por la ciudad puedes disfrutar por el ambiente que se monta aquí. El rastro tiene siglos de antigüedad, y las estrategias y labia de los vendedores parece que no han cambiado.


Si lo tuyo no es comprar... jodido, pero entonces puedes disfrutar de las tapas y cañas de uno de los mejores barrios para tapear, La Latina.






Torres Kio

Tras años de polémica por juicios de corrupción varios por fin en 1996 se inauguraron. Ahora es una de las estampas más famosas de Madrid, la de unas torres inclinadas, las primeras en el mundo, y con las que la ciudad quiso decir "Hola, también hemos entrado en la modernidad" a Europa. "El día de la bestia" tuvo otra de las secuencias míticas aquí.


De Madrid al cielo

La famosa frase ya lo dice, pero en lo que antes era la ciudad deportiva del Real Madrid se están encargando de hacerlo realidad con Cuatro Torres Business Area CTBA (otro nombre rimbombante). Norman Foster se encargó del diseño de la torre más alta de España "Torre Caja Madrid", con 250 metros.


Torres de Colón

Aunque parezca un edificio realmente son dos, y además bien feos. Otro de las imágenes de la ciudad. En los alrededores el barrio de Salamanca, digno de ser visitado para ver la mayor fauna de pijos de la ciudad.


Cañas, tapas, rabas, montaditos, jamón, croquetas, más cerveza, tapas...

Lo de los edificios y la cultura está muy bien, pero la cultura de salir de tapas... ¡joder como mola! si se está en Madrid esto es tan imprescindible como una visita al Prado, las tapas y cañas en Madrid son una cultura.

En muchos bares por consumir una caña o similar te regalan una tapa. La tapa puede ser una croqueta, unas patatas fritas, unas olivas, chorizo, queso, jamón... ummmppphhhh

Así que con 10 euros eres capaz de acabar bien contento y comido, ya podían aprender en otros sitios. La fotografía no es de ninguna carnicería, sino de un bar que también vendían embutido. 


El oso y el madroño

Con permiso de la Cibeles la escultura más típica de la ciudad. Se encuentra en la Plaza del Sol, y comentar que después de las reformas de la plaza ha vuelto a su lugar original.


La Madrid Osea

También existe un Madrid de señoritos, de auténtica fauna desconectada de la realidad. Para ver algunos ejemplos sólo hace falta pasear por la calle Serrano, en el barrio de Salamanca. Gomina y perfumes caros empapa el ambiente. Todas están divinas de la muerte.




La Madrid con caspa

Aún existe, como en la mayoría de ciudades españolas, un ambiente casposo, que huele a otras épocas. Edificios con dos portales, uno para el servicio y otro para los dueños, o calles en honor a generales antidemocráticos. Eso sí, la caspa, aunque siempre exista, tiene tratamiento, menos mal que está en decadencia.





Muy buenas sensaciones me ha dejado la ciudad, y ante todo ganas de volver, con lo que no creo que sea el último post que escriba sobre ella. Hasta la próxima.

Si quieres conocer más:

Madrid

Madrid - Curiosidades y leyendas

Madrid - La Pedriza y Manzanares el Real

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.