Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Sintra

A unos pocos kilómetros de Lisboa se encuentra una de las villas más impresionantes de Portugal: Sintra. Desde 1995 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, tiene muchísimos atractivos para lo pequeña de la población.

En otras épocas fue lugar de retiro de la realeza Portuguesa y de los nobles. Realmente no tenían mal gusto, la sierra, el mar en la lejanía, el río Tajo, los palacios...


Pero también hay un "pero", la masificación de turismo. Un consejo, no hagas como todo el mundo una escapada desde Lisboa de 4 horas y te marches, quédate, pasa la noche y podrás ver que por la tarde la mayoría de la gente se ha marchado, pudiendo disfrutar de la ciudad con más tranquilidad. Para llegar no hay complicación, desde la estación de Rossio se toma un cercanías y en 1 hora y 1,8 euros te plantas en la estación de Sintra.


Lord Byron la describió así:


"Quizás el más encantador de Europa en todos los aspectos; contiene bellezas de todas clases, naturales y artificiales: Hay palacios y jardines que se alzan en medio de rocas, cataratas y precipicios; conventos en lo alto de formidables cimas; una vista del mar y el Tajo a lo lejos… reúne en si toda la naturaleza salvaje de Escocia y el verdor del sur de Francia."


Evidentemente era otra época, y las exageraciones estaban a la orden del día, pero sí que es cierto que la integración entre la naturaleza y los palacios es espectacular. La esencia del romanticismo portugués se encuentra en Sintra.


Alojamiento: 2 Squared Hostel
Precio: 15 euros la noche, desayuno incluido en habitación compartida de 6 personas. Baño compartido.
Apuntes: me pareció un hostel de batalla, para salir del paso, nada especial. Cuidado con los horarios de llegada, yo llegué por la mañana para dejar el equipaje y ver la ciudad y no había nadie, hay que avisar con antelación ya que no hay recepción. Lo mejor, que está a 5 minutos de la estación de tren.


El palacio da Pena

No, no me he equivocado en el título, se llama así, Palacio da pena. En la sierra de Sintra se encuentra el que probablemente es el castillo más extraño que he visto en mi vida; De hecho aún me debato si me gustó o no. El origen de su construcción data de 1836 por Fernando II de Portugal.


En este palacio se puede ver una mezcla de estilos, gótico, neoislámico, manuelino... todo esto lo hace realmente exótico. Si se está en Sintra la visita al palacio y sus alrededores es obligada, no tanto su interior, en mi opinión prescindible.


A veces me parecía que estaba viendo el castillo de Walt Disney, o que un niño lo había construido con piezas de LEGO, como se había quedado sin piezas de un color había seguido con otro, rojos, amarillos, grises... todos conviven en el mismo edificio.


Una de las imágenes más famosas del palacio es la amenazante figura del Tritón, medio hombre medio pez, alegoría de la creación del mundo, saliendo del mar y sosteniendo una vid con sus brazos.


En el romanticismo de la época lo exótico era fascinante, con lo que motivos árabes u orientales decoraban gran parte del palacio, tanto por dentro como por fuera.


Una vista desde una de sus murallas.


Es curioso que en una sierra que se encuentra tan al sur de la península ibérica la vegetación sea tan abundante y la niebla la visite cada dos por tres. Cuando yo estuve la niebla no dejaba ver más de 10 metros, una prueba, la imagen de abajo, unos arcos que miran a la nada, en el otro lado, un precipicio.


Alrededores del palacio da pena


Los alrededores son un auténtico espectáculo. Un enorme jardín inglés en donde puedes encontrar bosques de helechos, robles, hayas, secuoyas gigantes... y varios edificios románticos. La integración de los edificios con el tupido follaje tieen mucho mérito, y hacer alguno de los recorridos que indican merece mucho la pena. Ver la cruz alta en el punto más alto de la sierra, la estatua del guerrero, el trono de la reina...


Tan interesante como el palacio me parecen sus alrededores, y disfrutar de su hermosa naturaleza.


Consejos palacio da pena


Para llegar hasta el castillo se puede tomar un autobús desde Sintra, pero para los que le apetece hacer un poco de deporte y exprimir la sierra es mejor subir andando, primero al castillo de los moros y después al palacio da pena. La vegetación es espectacular.




Castillo de los moros


El castillo de los moros fue pensado para la función de atalaya, y así garantizar la protección de Lisboa, sus alrededores y otras aldeas próximas. En mi caso no pudo ser porque el viento y la niebla eran bastante bestias, pero en teoría es posible observar toda la línea de costa y obtener una vista privilegiada de la sierra de Sintra. Su origen data del siglo IX y la época de la ocupación musulmana del territorio.


Si  bien la niebla no dejaba ver el horizonte no dejaba de ser espectacular, un castillo envuelto en niebla, con nula visibilidad.


La zona, al igual que toda la sierra, con una vegetación frondosa.


Otra perspectiva desde las murallas y la puerta de la traición.


Consejos castillo de los moros


El castillo de los moros está muy cerca del palacio da pena, con lo que una visita de ambos puede salir caar. Para evitar esto existen tickets combinados. Hay varias combinaciones posibles, ya que no son los únicos elementos interesantes en la sierra, pero un ticket Castillo de los moros + Palacio da pena (con derecho al acceso interior) cuesta 14 euros.


Sierra de Sintra


Supongo que no me lo esperaba, pero me pareció espectacular, como ya he comentado anteriormente resulta chocante que tan al sur exista un lugar tan húmedo, que recuerde al norte de la península, supongo que será por la influencia del océano Atlántico.


El palacio da pena y el castillo de los moros no son los únicos edificios espectaculares que existen por la zona, el palacio de Monserrate o el convento de los capuchinos son otros dos de los lugares señalados para las visitas.


Si te gusta la naturaleza este es un sitio muy recomendable, vegetación y vistas espectaculares, muy bien señalizado y no muy complicado. Y si encima te toca un día como el que me tocó a mí puedes disfrutar de lugares tan chulos como los de las fotos (niebla incluida)


¿Quien ha dicho niebla?


Sintra


El Palacio nacional de Sintra, situado en el centro de la villa conforma la silueta más reconocible del pueblo. sinceramente creo que es más fotogénico que bonito, con sus enormes chimeneas cónicas para la fabricación de azulejos.


La villa está llena de mansiones y palacetes, paseando puedes llegar al palacio de Seteais, al ayuntamiento, u a otros edificios de interés. Cuidado con las calles y los mapas, son engañosos. al encontrarse en la loma de una colina es fácil perderse por sus calles y parques.


Quinta da regaleira


Otro patrimonio mundial de la Unesco, y ya van no sé cuantos. En las afueras de Sintra se encuentra el que probablemente es uno de los edificios / parajes más sorprendentes y enigmáticos de Sintra.

Lagos, grutas, pasadizos bajo tierra a una torre subterránea (sí, es correcto)... merece la pena pagar los 6 euros que cuesta la entrada.

Torre subterránea vista desde abajo, 27 metros de altura. Para llegar aquí se hace por pasajes cavados en la roca.

3 comentarios

Anónimo dijo...

Lindas imágenes, anoto el lugar en la lista de viajes soñados. Un saludo desde Argentina.

Mariela

Elena dijo...

Tus fotografías son preciosas. La niebla da aún más encanto a todo el lugar.

Un saludo

David dijo...

Muchas gracias Elena, me alegro que te guste! ya he visto que tu también escribes y viajas, y muy bien por cierto!

Con la tecnología de Blogger.