Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Costa Brava, Cap de Creus - Cadaqués

El cap/cabo de Creus, probablemente uno de los lugares más curiosos de la península ibérica, y eso seguro, el más oriental. Por su orografía montañosa llegar hasta aquí no es fácil, ya que este parque natural es la última aparición de los Pirineos cuando llegan al mar Mediterráneo.

Con sus modestos 700 metros de altura no es un paraje de alta montaña, pero el contraste entre su entorno rocoso y la desembocadura en el mar llama la atención de quien lo visita.

Esta zona no está falta de lugares de interés, uno de los más importantes, el pueblo costero de Cadaqués. Cualquier foto que se saque en este pueblecito se convertirá en una postal para el recuerdo, uno de los lugares emblemáticos de Cataluña.

Cadaqués

Supongo que cuando Joan Manuel Serrat cantaba "nací en el Mediterrráneo" estaba pensando en un pueblo como éste, donde a pesar de la cantidad de turistas aún se pueden ver barcos de pescadores. Pero si por algo se conoce Cadaqués es por ser el lugar de inspiración y residencia de Salvador Dalí.

Comer pescado fresco, darte un chapuzón en alguna de sus playas o tomarte un café en el antiguo casino y simplemente ver pasear a la gente son algunas de las cosas que merecen la pena hacer aquí, eso sí, sin prisas.

Es cierto que hay bastante turismo, pero al menos es turismo de calidad. La mezcla del turismo en este pueblo es algo curioso, porque se pueden ver desde gente muy adinerada hasta hippies con la típica furgoneta VW. Un poco al estilo de Ibiza.



Bonito ¿eh?

Por cierto, el agua en esta zona es muy cristalina, así que el baño es imprescindible.

Afueras de Cadaqués - Port lligat

En las afueras de  Cadaqués se encuentra este barrio / urbanización, en donde se está la casa-museo de Salvador Dalí (11 eurazos la entrada, ahí se han pasado). Se puede reconocer rápidamente por los huevos que hay en el tejado.

Detalle de casa en Port Lligat

Cap de Creus - Cabo de Creus

Pero además del pueblo de Cadaqués el cabo de Creus es un sitio realmente impresionante, en donde puedes visitar desde el monasterio medieval de Sant Pere de Rodes hasta la naturaleza inhóspita de la parte más oriental del cabo, en donde a diferencia de la mediterránea Cadaqués aquí parece que estés en otro planeta, poca o nula vegetación y unas formas rocosas de lo más curiosas.

Dejar el coche en el parking es muy barato, 3 euros el día, pero ojo, que a las 7 de la tarde ya están cerrando el paso. Igualmente, la visita es obligada.

Te puedes encontrar con rocas con forma de camello...

...de águila...

...de liebre...

...o parajes desérticos como estos, al lado del mar:

Las calas, al igual que en toda la zona son de agua cristalina, con la peculiaridad que el terreno es rocoso y sin vegetación, lo dicho, parece otro planeta. Un baño aquí es espectacular.

Una de las curiosidades de esta zona es que no hace tantos años, en el 2004 esta zona del cabo estaba habitada. Aquí se ubicaba el club Mediterranée, o más conocido como Club Med. Esta urbanización de los años 60 fue destruida en la década pasada, recuperando un paraje único y de gran valor naturalístico.
El faro

La visita al faro, a ser posible al atardecer es una de las mejores cosas que se pueden hacer en esta zona, la vista del cabo es impresionante.

Arriba hay dos restaurantes, el del propio cabo, que tiene pinta de caro, y otro que parece que se cae a trozos, pero que está muy bien. Al menos una cerveza y unas olivas o una tabla de quesos mientras se ve el atardecer... no suena mal ¿no? con la imagen de abajo lo entenderás mejor.


Si quieres conocer más:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.