Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Camboya - Angkor Thom y alrededores

Hace un par de días hablé de Angkor wat, uno de los lugares que más me han impresionado en los viajes que he realizado, y os puedo asegurar que ya van unos cuantos. El hecho es que cuando yo pensaba en Angkor no me hacía idea de las dimensiones del complejo, pensaba en el templo y ya está. Craso error. Angkor no es un templo, sino decenas de ellos.

Ok, Angkor wat es el más impresionante, pero en la zona hay templos que hacen sentirte como si estuvieras en una película de Indiana Jones o Tomb Raider La entrada para acceder es la misma que para Angkor, 20 dólares 1 día y 40 dólares 3 días, que son las entradas más solicitadas, si se quiere más información sobre cómo llegar, tiempo, etcétera podéis mirar el anterior post.

Además del ya citado Angkor wat a escasos kilómetros se encuentra la ciudad fortificada de Angkor Thom, de unos 10 kilómetros cuadrados, y que data del siglo XII. Para que os hagáis una idea de las dimensiones del complejo y del imperio jemer, se estima que en su apogeo esta ciudad tenía entre medio y 1 millón de habitantes, mientras que por aquel entonces Londres contaba con 50.000 almas.

Sinceramente, visitar Angkor y no visitar el resto de templos, pirámides, universidades, etcétera es un crimen, merece la pena gastar un par de días por aquí, espero convenceros con estas imágenes:

Banteay Kdei

Empezamos con un templo menor, Banteay Kadei, a pocos kilómetros de la ciudad fortificada. Apenas se tiene información sobre él, pero se estima que es del tiempo de Jayavarman VII (1160-1219)

Una enigmática imagen de buda, omnipresente en todas las construcciones.

La entrada:

Soportes de última generación

Torres que simulan ser montañas, apuntando al cielo:

Banteay Srei

También en las afueras de Angkor Thom se encuentra este templo hindú dedicado a Shiva. Una de sus particularidades es que la piedra es rosada. Según la Lonely planet tiene alguna de las mejores tallas del mundo. No sé si será verdad, pero lo cierto es que son impresionantes.

Baphuon

Un gran rompecabezas, el mayor puzzle del mundo. Un grupo de arqueólogos se encargó de desmontar esta enorme pirámide pieza a pieza para estudiarla detenidamente, pero ese exhaustivo estudio fue destruido por los jemeres rojos.

En 2008 fue reinaugurado, siendo uno de los complejos más importantes de Angkor. ¡Cuidado con sus empinadas escaleras para subir arriba!

Lo he advertido, es empinado

Bayon

Uno de los templos que más me impactó, y no es para menos. Se podría considerar como el rococó camboyano, una locura arquitectónica, una exhacerbación de bajorrelieves y torres con caras. Se construyó entre los siglos XII y XIII por Jayavarman VII, e impacta, joder que si impacta.

Cada torre tiene 2, 3 o 4 gigantescas caras, aún no se sabe si representan al rey o a iluminados, pero lo cierto es que impresiona muchísimo.

Las caras miran ligeramente hacia abajo, representando el control que necesitaba un monarca para controlar tan vasto imperio. Por cierto, los bajorrelieves de este enorme templo son más de once mil, ahí es nada.



Detalle de la caras:




Eastern Mebon

Es un templo que no resalta por su magnificiencia, pero tiene un par de detalles curiosos. En primer lugar, la piedra es perfecta para la fotografía, logrando gran contraste con el verde de la selva y el azul del cielo (cuando quiere salir)

Aparte de las vistas desde la cima del templo una de sus características es que en su momento la única manera de poder llegar era en barco. Otro de los datos a tener en cuenta es que hay muchas estatuas de elefantes.



Pre Rup

Otro de los templos-montaña, representando al monte Meru, de la mitología hinduista y sus montañas colindantes.




Y más allá de los templos la selva


Preah Khan

Fue el último de los templos que visité, y después del cólico a templos que nos metimos en dos días pensaba que ya nada me podía impresionar, afortunadamente qué equivocado estaba.

El enorme complejo lucha por no ser comido por la selva, y enormes árboles se apoyan en él para crecer decenas de metros hacia arriba, recordándonos que tan sólo estamos de paso frente a la naturaleza.

El sitio es impresionante, merece la pena perderse por su interior, pero también rodearlo para ver todo tipo de animales. Abstenerse personas que no les gusten los insectos, es un consejo :)

Pero el sitio es de cuento, parece sacado del perfecto manual del explorador.

Ta Prohm

O el templo de Angelina Jolie, como se encargaban de recordar en todos los sitios que pisabas. Al igual que Preah Khan centenares árboles destrozan sus muros en un fortísimo abrazo lento pero incesante.




Niños vendiendo de todo (ver post de curiosidades)

Última tecnología en rehabilitación y mantenimiento de edificios.




Ta Som

Uno de los templos más pequeños de los circuitos convencionales, pero eso no quita que tenga su encanto:





1 comentario

Gasteiztarra dijo...

Impresionante, un sitio increible. Que suerte que has tenido de poder ir hasta allí. Un saludo desde Gasteiz

Con la tecnología de Blogger.