Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Tailandia - Chiang Mai

Chiang Mai, la segunda ciudad más importante del país. Al contrario que Bangkok esta es una ciudad mucho más tranquila, que conserva la esencia de Tailandia. Rodeada de montañas el clima no es tan axfisiante como en la capital, y eso hace que pasear por sus viejas calles admirando los incontables templos sea una delicia.

La ciudad, además de resumir la esencia tailandesa tiene muchísimos vínculos históricos con Myanmar (Birmania), con lo que esto la hace, si cabe, más interesante.

Alojamiento: sin especificar, no merece la pena, hay miles y seguro que del mismo nivel, o mejores.
Ubicación: la mayoría de los hoteles se encuentran dentro de las murallas, en el centro de la ciudad. Si llegas a la estación de tren, como fue nuestro caso, una horda de personas te abordará para que vayas a su albergue.
Precio: aunque no voy a aconsejar ninguno en concreto os puedo decir que nosotros nos alojamos en un hotel/hostal por 600 baths noche (15 euros) la habitación triple (5 euros persona), con aire acondicionado, baño y frigorífico. ¡Ah! y piscina.

Merece la pena perderse por sus calles del centro, cercadas por la muralla que data del 1800, y visitar alguno de sus numerosos centros religiosos. Hay templos famosos y enormes, o coquetos como el Wat Pha on.

Wat phra singh

Alguno de los templos más famosos de la ciudad se encuentran en la calle Th Ratchadamnoen, como por ejemplo, el Wat phra singh, que data de 1345 y representa fielmente el estilo de arquitectura del norte de Tailandia.

El domingo merece pasear por su área y disfrutar del pequeño mercado artesanal que se monta afuera, o si éste se queda corto, del cercano Sunday market.

Una de las particularidades de los templos budistas en esta zona es que puedes reservar hora para charlar con un monje. Un monje o novicio que quiere mejorar su inglés se presta voluntario para satisfacer la curiosidad de los extranjeros. Lamentablemente yo no pude hacerlo, pero conozco gente que lo ha hecho, preguntando ¿por qué esta religión es mejor que la mía? ¿cual es el papel de la mujer? ¿por qué debo creer en la reencarnación?, vamos, preguntas de nivel.

Para poder ir a charlar con un monje hay que vestir con decoro, y las mujeres deben evitar tocar al monje o sus pertenencias para no desconcentrarle de su meditación. Esto me hace plantearme... se da por hecho que la mujer debe mantener una distancia por la atracción sexual (entiendo), una atracción heterosexual, entonces, ¿en qué plano queda la homosexualidad? ¿no se reconoce? ¿es que los monjes no pueden sentirse atraidos por gente de su mismo sexo? como ya digo, me hubiera gustado tener una charla con alguno de ellos, siempre he tenido especial predilección por "cazar" incongruencias religiosas.

Si se quiere tener una charla se puede hacer los martes, jueves y sábados de 17:30 a 19:00. Como ya digo yo no lo pude hacer, pero creo que hay que reservar hora

Wat chedi luang y alrededores

Junto con el Wat phra singh los dos templos más famosos dentro de la ciudad. Este templo de 1441 es digno de ver, y en su momento fue el edificio más alto de Chiang Mai.

Monje protejiéndose de la lluvia del monzón, y es que aquí cuando llueve lo hace en serio.

Markets

Merece mucho la pena disfrutar de alguno de los mercados que existen en la ciudad, ya sea el saturday walking street, sunday walking street, el night market, Galare, Anusan...

Cada uno en su estilo, el saturday es más tranquilo, el sunday más numeroso, pero también con más puestos, y el night market, para los amantes de falsificaciones (algunas dan la talla perfectamente)

Yo estuve más tiempo en el del domingo, y me pareció una pasada, puedes desde comprar un armario totalmente artesanal a darte un masaje de pies o comer comida japonesa, o si eres más atrevido, unos gusanos.

Busca y pregunta, que probablemente, lo encontrarás. Eso sí, como en toda Tailandia... ¡regatea!

¿Prefieres gusanos o saltamontes?

Un grupo musical compuesto de ciegos. Como las calles se estrechan tanto debido a la cantidad de gente, para no hacer tapones, los músicos se tienen que poner en fila india.

Sorng-taa-ou

En Chiang Mai hay que probar este medio de desplazamiento, que permite codearte con los lugareños. Son furgonetas adaptadas en las que si no hay la gente suficiente para llenarla hasta tu destino el conductor espera hasta que haya más gente que quiera hacer el mismo trayecto, o parecido. Los precios son mejores que los tuk-tuk, por 30 baths (0,80 euros) probablemente puedas hacer un trayecto.

¿Un masaje?

En Tailandia hay que aprovechar para darse masajes. Y una de las mejores experiencias que viví en Chiang Mai fue en el centro de masajes de la cárcel de mujeres de Chiang Mai.

Suena raro, muy raro. Y al principio lo es, hasta que te acostumbras. Resulta que la cárcel de mujeres tiene un programa de reinserción de reclusas a las que les quedan menos de 6 meses para salir de la cárcel. Ellas prestan servicios de masaje en este centro y cuando salen en libertad se les da el dinero que han ganado.

Al principio te sientes un poco raro, porque piensas que te va a tocar una tía con todo el cuerpo tatuado y con piercings en los ojos, pero nada más lejos de la realidad. Son chicas normales, muy jóvenes, y amables. Si decides darte un masaje de pies lo más probable es que te duermas, si por lo contrario elijes un masaje tailandés... ¡buena suerte!

Además de dar masajes por unos precios excelentes 1 hora por 4 euros, también hacen comidas a unos precios muy económicos. Así que si quieres vivir una experiencia diferente, y a la vez ayudar a la reinserción de las mujeres ya sabes, este es tu sitio. Te aseguro que es una experiencia muy gratificante, y encima, barata.

Medios para desplazarte

En Chiang Mai mucha gente elige alquilar una moto o bicicleta para recorrer sus calles. La verdad es que la oferta es enorme, tanto de tuk-tuks, sorng-taa-ou, bicis, motos... vamos, a gusto del consumidor.

En nuestro caso elegimos patearnos la ciudad a pie, y en sitios puntuales ir en Sorng-taa-ou.

Wat Phrathat Doi Suthep-Pui

Creo que es una de las visitas imprescindibles si se está en Chiang Mai. Este templo se encuentra en la montaña Doi Suthep (1676 m), que vigila la ciudad a sus 15 km de distancia.

La zona es un parque natural, y sólamente por eso, o por las vistas de la ciudad, merece la pena. En nuestro caso por escasez de tiempo fuimos directamente al templo más importante de Chiang Mai, el Wat Phrathat Doi Suthep-Pui (30 baths - 0,75 euros).

Para llegar cogimos un Sorng-taa-ou, que siendo un grupo de 5 personas nos salió a 80 baths (2 euros) ida y vuelta, con una pausa para ver el templo de unas 3-4 horas, si no recuerdo mal.

Y el templo... espectacular. Para ascender a él hay que subir una escalera con 306 peldaños flanqueada por una barandilla en forma de naga (especies de serpientes de la mitología hindú). Ya de por sí esto es un espectáculo, pero una vez arriba el templo, de 1383, no defrauda.

Nagas

Tradicionalmente en Tailandia los zapatos se dejan afuera de los recintos sagrados, y es necesario decoro a la hora de vestir.

El templo es curioso de ver, y una de las cosas más espectaculares que tiene son las hermosas terrazas desde las que se puede ver el parque natural, y a lo lejos Chiang Mai.

El templo es uno de los más sagrados del norte del país, y hay muchos monjes y peregrinos que vienen para hacer méritos a la reliquia budista consagrada en la chedi dorada.

Y para terminar, una pedazo de campana que no veas, porque me mola :)



Si quieres conocer más:

2 comentarios

eneko dijo...

muy, muy interesante... cuento mundo hay por descubrir!

David dijo...

Pues sí Eneko, qué razón tienes, cuanto hay por descubrir :)

Con la tecnología de Blogger.