Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Berlín 2013

Hacía ya 3 años de la última vez que estuve en Berlín. Parecerá una tontería, pero en una ciudad que todo cambia tan rápidamente ese tiempo es un mundo.

En primer lugar la ciudad está cada vez está más llena de españoles, bueno, llena no, abarrotada, de hecho en barrios como Charlottenburg es fácil encontrar establecimientos españoles. Otra de las cosas que se han traído desde España es la burbuja inmobiliaria, como un gérmen se ha extendido a Berlín. Las grandes agencias españolas han visto en la capital alemana un pastel aún por comer, y no están dejando títere con cabeza. Los precios están subiendo a un ritmo alarmante.

Pero bueno, puede parecer que la impresión que me llevé de la ciudad es negativa, y nada más lejos de la realidad: aún mantiene su estilo underground e irreverente, su historia, sus económicos precios, su modernidad y sus idas de olla.

Poco a poco voy conociendo más rincones de esta ciudad que tanto me fascina, y esta vez voy a hablar principalmente de tres sitios para visitar, uno por el día, otro por la tarde y otros tres por la noche.

En caso de buscar una información más detallada os dejo los enlaces a las otras veces que he tenido la suerte de visitar esta ciudad, y lo qué podéis encontrar en ellos:
  • Berlín 2008 (Bundestag y la cúpula de Norman Foster, Torre de televisión, parque Tiergarten, bares alternativos, Sony center, Puerta de Brandeburgo, Muro de Berlin, Museo de Pérgamo...)
  • Berlín 2009-2010 (Sala electrónica Water wate, tours gratuitos por la ciudad, monumento al holocausto, muro de Berlin, Hackescher Hoffe, Bundestag, Catedral, Sony center)
  • Campo de concentración de Sachsenhausen

Para visitar de día, un bunker de la segunda guerra mundial, Unterwelten

Una de las visitas históricas que más me han impactado en Berlín es la del interior de un Búnker. Cerca de la estación de Gesundbrunnen se encuentra el búnker gestionado por Unterwelten, una sociedad sin ánimo de lucro que investiga y documenta las estructuras subterráneas de la ciudad. Por 12 euros podréis entrar en un verdadero búnker nazi en una ruta de 3 horas. Por cierto, la visita guiada se puede hacer en español, inglés y alemán.

En la visita están prohidas las fotos, una lástima, así que las que vais a ver están tomadas de Wikimedia commons.

Como se puede apreciar el sitio impacta, y no es para menos. Gruesas paredes de hormigón, color gris, un sitio frío y oscuro... recuerda lo peor que puede hacer el ser humano. Berlín fue una ciudad que quedó desolada después de la guerra, y entre esa desolación... cerca de 3.000 búnkers.

Los datos históricos son brutales, entre otras cosas los nazis "seducían" mediante marketing a la población civil para que comprara máscaras antigas, linternas u otros objetos a un precio prohibitivo. ¿Y la gente por qué los compraba? principalmente por dos motivos, para sentirse seguros y para ser unos buenos alemanes que luchaban económicamente por su país.

Los baños, todo glamour:

El hacinamiento llegó a ser inhumano, cuando las alarmas daban la señal de ataque miles de personas bajaban a los búnkers para refugiarse. Estos no estaban preparados para tanta gente, y tampoco para las bombas antiaéreas, con lo que realmente eran gigantescos cementerios.

Pero no todo en la visita son malos recuerdos, también se habla de los inventos que se desarrollaron antes de la guerra, en la que fue la ciudad más avanzada del mundo. Entre estos inventos estaba el sistema de comunicación de tubos neumáticos (al estilo futurama), o el sistema de reconocimiento de estaciones de metro por colores.


Para visitar por la tarde, Treptower Park

Y otro de los hitos de la ciudad también es gris, se trata del Monumento Conmemorativo a los Soldados Soviéticos, una enorme estructura comunista de 1949 que homenajea a los soldados del ejército rojo caídos en la toma de Berlín (aproximadamente unos 80.000)

Evidentemente el sitio no es muy divertido, pero sí tiene una gran relevancia histórica. Que cada uno saque sus conclusiones.

El Soldado Libertador Soviético, enorme, heróico, en el brazo derecho una enorme espada que recuerda a los caballeros medievales y en la izquierda un abatido niño.

Supongo que detrás quedaban los que asesinaban y violaban, como en todas las guerras.



Para visitar por la noche, por fin alegría :)

Bueno, este post no puede acabar así, y más en una ciudad tan curiosa, así que os voy a hablar de un plan de fiesta cojonudo.

En Berlín hay mil sitios para pasarlo bien por la noche, pero antes de eso es importante comer bien. Una de las comidas más típicas en la ciudad es el Kebap, sí, sí, has escuchado bien. El kebap se inventó en Alemania allá por 1971 por un inmigrante turco de 16 años llamado Mehmet Aygün.

Así que si te gusta este estilo de comida rápida estás en la ciudad adecuada, y el mejor sitio para ello es el Mustafa's Gemüse kebab, donde se arman auténticas colas para pedir. Pero lo cierto es que está buenísimo, y además, por 3,5 euros. Por cierto, merece la pena visitar su web, es ¡muy muy buena!

Es una forma muy decente de competir con otro estilo de fast food, como las hamburguesas. Por cierto, estuvimos en la que el periódico El País considera la mejor hamburguesa de la ciudad, Burger de Ville, en una caravana ambulante que se encontraba en el centro de la ciudad. Lo cierto es que no nos pareció para tanto.

Y después de comer... un poco de fiesta.




El sitio escogido fue Fuchs und Elster (es el nombre de una fábula, El zorro y la Urraca), que se encuentra en Weserstraße 207.

Considerado por The Guardian uno de los 10 mejores afterhours de la ciudad creo que merece la pena verlo para dar un criterio propio. Una de sus características es su estado semiclandestino, hay que entrar en una tienda en silencio y bajar al sótano, donde una serie de salas o "catacumbas" nos reciben. Ahí está la fiesta.

Nosotros nos fuimos del local y aún no había cerrado, y no eran precisamente las 2 o 3 de la madrugada. Eso sí, el día que estuvimos se podía respirar, pero nos han dicho que otros días está hasta arriba de gente. Otra buena noticia, no es caro.

Otro sitio que me merece la pena visitar es el Dr. Pong, que tiene cierto grado surrealista. Un pub que parece que no tenga nada especial, practicamente un cutre bar. Sin embargo sí que hay algo especial, "the circle", una mesa de ping pong, en donde la gente alquila una paleta y se mete en la mesa.


Puede que a la vez haya 15-20 personas, la intención... ir rotando y que cada vez una persona le a la bola (todo esto mientras tomas cerveza). Quien falla queda eliminado, hasta que solamente quedan dos y juegan una partida. 

El ambiente... bastante alternativo. De hecho una persona iba vestido con un albornoz y una pajarita, literalmente.



Agradecimientos

Para acabar quería agradecer a los guías "locales", que hicieron posible que este viaje saliera tan cojonudamente bien: Gonzalo del Río y Ramón Pascual. Sois unos putos cracks :)


Si quieres saber más:
  • Berlín 2008 (Bundestag y la cúpula de Norman Foster, Torre de televisión, parque Tiergarten, bares alternativos, Sony center, Puerta de Brandeburgo, Muro de Berlin, Museo de Pérgamo...)
  • Berlín 2009-2010 (Sala electrónica Water wate, tours gratuitos por la ciudad, monumento al holocausto, muro de Berlin, Hackescher Hoffe, Bundestag, Catedral, Sony center)
  • Berlín 2013 (búnker subterráneo, memorial soviético, salir por la noche)
  • Campo de concentración de Sachsenhausen

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.