Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Barcelona - Barri gòtic / Barrio gótico y alrededores

Hacía muchísimo tiempo que quería hablar sobre Barcelona, pero por A o por B nunca lo he hecho como se merece. Es curioso que haga especiales de Tailandia, México, USA... y sin embargo de la ciudad en la que he estado viviendo 8 años no haya escrito en condiciones... hasta ahora.

Este va a ser el primero de una serie de post sobre Barcelona, de esta ciudad que aún sin ser perfecta tanto me atrae.

Y para empezar... que mejor forma que con el barrio que más me gusta, el barri gòtic / barrio gótico, uno de los mejores conservados de Europa.

La famosa estructura cuadricular de Barcelona salta por los aires en este barrio, que a su vez forma parte del distrito de Ciutat Vella. Si el resto de la ciudad es famosa por sus amplias avenidas y calles, aquí los callejones y callejuelas toman el protagonismo, así como las piedras, gárgolas y escudos.

Basta adentrarse desde la Plaza de la Catedral para hacer un viaje en el tiempo, y descubrir algunos de los rincones más hermosos de la ciudad. Si bien es cierto que el barrio es muy turístico hay sitios muy tranquilos. Al fin y al cabo los turistas se mueven en masa por las calles más importantes.

Esto no pretende ser una guía, para eso estoy seguro que la Lonely Planet o cualquiera serán mucho más útiles, pero sí que os voy a plantear alguno de los sitios más interesantes o curiosos de la zona.

Plaça de Sant Felip Neri

Muy cercana a la catedral se encuentra esta tranquila plaza. Para mí es uno de los rincones con más encanto e interesantes de la ciudad, por muchos motivos.

Uno de ellos es que resume muy bien la esencia del barrio, de hecho Carlos Ruiz Zafón la utilizó para su novela "La sombra del viento". Y no es para menos.

Por otro lado la Plaça de Sant Felip Neri también tiene una fuerte referencia histórica, puesto que en los bombardeos de la guerra civil murieron 40 personas (no sé exactamente el número), 20 de ellas niños. Aún se pueden ver las marcas de los bombardeos en las paredes (fotos de abajo). Otras personas comentan que las marcas son de fusilamientos, pero que yo sepa no es así.

Catedral de Barcelona

El nombre oficial es Catedral de la Santa Cruz y Santa Eulalia. La catedral actual, de estilo gótico data de los siglos XIII al XV. Eso sí, imponente fachada es más moderna del siglo XIX, nada que ver con lo que existía antes:

Creo que ha ganado con el tiempo ¿no?




En uno de los callejones laterales cercanos a la catedral, el carrer del Bisbe (calle del obispo), hay un puente gótico que conecta el Palacio de la Generalitat con la casa de los Canónigos.



Plaça del rei / Plaza del rey

Otro de los puntos emblemáticos de la ciudad, y de visita obligatoria es esta plaza, con edificios góticos de los siglos del XIV al XVI.

La plaza me parece espectacular, preciosa, y además la acústica es impresionante. Por eso aquí es habitual ver conciertos y espectáculos, desde tradicionales como el baile de la sardana, a espectáculos modernos de luz y sonido, pasando por conciertos de rock de Loquillo y los trogloditas a Ken Zazpi.

Por cierto, el museo de historia de Barcelona - MUHBA se encuentra en esta plaza.

Callejear por el barrio

Puede que no te guste la arquitectura o la historia, tranquil@, no pasa nada, simplemente callejea, tómate una cerveza, entra en las tiendas de antigüedades, o disfruta de la música callejera.

Basílica de Santa Maria del Pi / Santa María del Pino

Otro de los puntos de interés del barrio, y no sólo por la iglesia gótica, sino por la plaza de alrededor, donde es un gustazo ver los puestos artesanales que hay en fin de semana, artistas con sus cuadros, etc.

Muralla romana

Barcelona en tiempos romanos se llamaba Barcino, y aún quedan restos de las antiguas murallas. De hecho en la Plaça de Ramon Berenguer El Gran, junto a Via Laietana se puede contemplar una parte de lo que debió ser la muralla del siglo IV d.C., con 74 torres, y que tenía unos 16 metros de altura.

Posteriormente en el siglo XIV se construyó la capilla real de Santa Àgata como dependencia del Palacio Real.

Las Ramblas / Les Rambles

Probablemente la calle más famosa y transitada de la ciudad. Hábitat irremediable de turistas y sitio a evitar por la gente autóctona. Creo que es la única calle en la ciudad en la que hay gente las 24 horas del día los 365 años de la semana, cambiando brutalmente de la mañana a la noche.

Es una calle muy curiosa, que conecta el centro neurálgico de la ciudad, la Plaza de Cataluña / Plaça de Catalunya con el puerto antiguo. Cerca de 2.000 metros de longitud en los que podrás ver desde puestos de flores o animales hasta artistas callejeros, pasando por edificios señoriales como el teatro del Liceu.

Advertencia: lo que no verás son los ladrones de día, y por la noche sí que verás a los vendedores clandestinos de cerveza a 1 euro o las prostitutas africanas. ¡Ah! y evita comer aquí, los precios son un auténtico timo.

Eso sí, si no has estado nunca en Barcelona creo que merece la pena una vuelta por esta zona, no todo es malo, ni mucho menos.

Las Ramblas y la estatua de Colón

Cuando se llega al final de las Ramblas emerge una imponente estatua de Cristobal Colón con su dedo hacia el mar señalando... ¡no sé qué señala! se supone que la idea era señalar América, pero entonces la estatua tendría que señalar hacia tierra, con lo que no quedaba muy estético.

Arriba tiene un mirador al que nunca he subido, parece ser que pese a sus 60 metros de altura el mirador es muy estrecho y poco cómodo.

Las Ramblas y el mercat de la Boqueria / Mercado de la Boqueria

Sin duda una de las visitas más interesantes que se pueden hacer alrededor de las Ramblas es el Mercado de la Boqueria. No sólo por ser un mercado muy animado, o por presencia de los productos, sino también por la gran variedad de ellos. Como curiosidad incluso es posible probar insectos, al estilo mexicano.

Lo dicho, un sitio muy interesante, y que forma parte de la cultura mediterránea.

Las Ramblas y la Plaza Real /Plaça Reial

También muy cercano a las Ramblas, en uno de sus lados se encuentra esta hermosa plaza, en donde por el día se puede comer o tomar una cerveza, y por la noche se transforma para ser uno de los focos de fiesta de la ciudad, con locales con mucha solera como la sala Sidecar, Jamboree o Karma (otro día tocará un especial de locales de fiesta y ocio)

Palau de la música

Uno de los edificios modernistas más importantes de la ciudad, diseñado por el famoso arquitecto catalán Luis Domenech.

Si por afuera llama la atención por adentro es una obra de arte. Creo que merece la pena visitarlo por dentro, a ser posible en un concierto, ya sea de rock, música clásica o flamenco porque es un auténtico espectáculo.

También hacen visitas guiadas, pero para mi gusto son muy caras, teniendo en cuenta que pagando algo más es posible ir a un concierto.

Si queréis saber más pinchar aquí.

Arco del triumfo / Arc de Triomf

Construido para la exposición Universal de Barcelona de 1888 (Barcelona ha hecho dos) por Josep Vilaseca i Casanovas, este enorme arco de estilo Neo-Mudéjar

Conecta el Passeig de Lluís Companys y el Passeig de Sant Joan. Por cierto, en fechas señaladas es posible subir arriba.

Plaça de Milans

Otro sitio interesante, complicado de llegar ya que tienes que meterte por el laberinto de calles de la parte vieja de la ciudad, pero como recompensa encuentras un ambiente diferente, una plazuela circular con uno de mis locales favoritos en la ciudad: El Manchester, de ambiente muy cosmopolita y rockero.

Via Laietana y alrededores

Otra arteria básica en la ciudad, con edificios señoriales, y que lleva hasta el puerto. Por sus alrededores la ciudad es un hormiguero lleno de vida, tanto diurna como nocturna.

Merece la pena perderse por sus alrededores.

Portal del Ángel / Avinguda del Portal de l'Àngel

Una de las calles comerciales por excelencia de la ciudad, con innumerables tiendas de moda sin personalidad: Zara, H&M, Mango, El Corte Inglés, Pull and Bear... todas las marcas imaginables están aquí, junto con otra calle que cruza, Portaferrisa, la cantidad de locales es infinita, al igual que la cantidad de gente loca por consumir.

Pero entre tanto comercio, en una pequeña calle que sale del portal del Ángel, el carred Montsió, se encuentra una pequeña joya, Els Quatre Gats (los cuatro gatos), un referente del modernismo catalán y del ambiente bohemio del siglo XIX en la ciudad. Su inspiración nace directamente de Le Chat Noir ("el gato negro") de París. Tomarse un café aquí es un puntazo.

Aún no entiendo por qué cada vez que ento en un H&M, Pull and bear, etc me entran ganas de pedir una cerveza:


Si quieres saber más:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.