Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Navarra Medieval - Palacio de Olite

En la Navarra media, a 43 kilómetros de Pamplona se encuentra la localidad de Olite-Erriberri. Es curioso que una localidad de 3.000 habitantes sea la capital de una de las 5 merindades en las que está dividida Navarra, ahí se puede ver la importancia que tuvo este emplazamiento en otra época.

La ciudad (tiene título de ciudad desde 1630) tiene dos cosas por las que se ha hecho famosa: sus vinos y el palacio. Sobre los vinos la solución es fácil, pasarse por la ciudad y visitar cualquiera de las tabernas o las numerosas bodegas, no por nada es la capital del vino en Navarra.

Sobre el castillo, antiguo palacio de los reyes de Navarra, es uno de los complejos arquitectónicos más importantes de toda Navarra.

Su construcción data del siglo XIII por Carlos III "El noble", pero tras la invasión de la corona de Castilla fue progresivamente abandonado y entró en un periodo de decadencia hasta hoy en día. Fue practicamente reconstruido a mediados del siglo anterior ya que su estado era deplorable, tal y como muestran las fotografías que se encuentran en su museo. De hecho el guerrillero Espoz y Mina ordenó su incencio en 1813 para que las tropas de Napoleón no pudieran hacerse fuertes dentro de él.

Una visita imprescindible para cualquier persona, para los navarros por su significado, para el resto por su belleza. No en vano estuvo considerado  uno de los palacios más bellos y lujosos de la época, en donde el rey tenía animales tan exóticos como leones y jirafas.

El precio es de 3,50 euros entrada normal, o 4,90 euros visita guiada. Una parte del complejo es parador nacional, no es barato, pero es que albergarte en un castillo...















Existen varios patios interiores, el "jardín de los toronjales", el de la "Pajarera" y de la "Morera". En este último existe una morera de varios siglos declarada Monumento Natural.

La visita al complejo del palacio de Olite normalmente se completa en el interior de la iglesia gótica de Santa María.



Además del palacio el pueblo es muy interesante, con un ambiente medieval envidiable. Uno de los puntos más importantes de la localidad es la iglesia de San Pedro, que mezcla armoniosamente el estilo románico, gótico y barroco. Pero con diferencia lo que más llama la atención es su torre en forma de aguja, que rivaliza con las del palacio - castillo.

Para comer... uf, es fácil comer bien aquí. Las recomendaciones desde diariosdeunabicicleta son dos:

- Restaurante Eri-Berri (Rúa del Fondo, 1): antigua casona medieval situada en el casco histórico de la localidad, con olor de toda la vida a brasas. Buenísima carne, y productos de la huerta navarra.

Precio menú diario: 15-25 €
Precio medio carta: 36-50 €
Precio menú degustación: 26-35 € 



- Restaurante Gambarte (Rúa del Seco, 15): más económico que el anterior pero con una calidad más que aceptable. Con productos de primera calidad de la cocina navarra.

Precio menú diario: Menos de 15 €
Precio medio carta: 26-35 €
Precio menú degustación: 26-35 €


- Restaurante Preboste (Rúa de Mirapies, 8):del mismo estilo de los anteriores, casona medieval que conserva un antiguo pozo de agua.

Precio menú diario: 15-25 €
Precio medio carta: 26-35 €



Si quieres saber más:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.