Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Pirineo aragonés - Ordesa y monte perdido

Es muy probable que el parque nacional de Ordesa y el monte perdido sea el paraje más emblemático del Pirineo aragonés, por muchas razones: por su belleza, por su historia (es el parque más antiguo de España), y por su importancia, formando parte del patrimonio de la humanidad por la Unesco.

Además el parque ofrece contacto con la naturaleza para todos los niveles de turistas: desde montañeros exigentes a padres con hijos que no están habituados a hacer grandes travesías.

En nuestro caso hicimos un itinerario muy clásico hasta la cascada de la cola de caballo desde la pradera de Ordesa, la duración... alrededor de 5 horas ida y vuelta sin ningún tipo de dificultad, a excepción de ser un recorrido largo. La época, finales de Julio.

Sobre el desnivel, sólo ida:

- Pradera de Ordesa (inicio):   1.310 m.
- Cascada de Arripas: 1.400 m.
- Cascada del Estrecho: 1.480 m.
- Circo de Soaso: 1.800 m.
- Cascada Cola de Caballo:  1.850 m.


Para llegar hasta allí... como íbamos desde Jaca pasamos por pueblos interesantes, como Linás de Broto y su preciosa iglesia de San Miguel:

Una vez que nos vamos acercando con el coche el trayecto se hace más montañoso, y los picos van aumentando su altura.

El primer punto: Torla, donde hay que dejar el coche en el parking habilitado e ir en autobús hasta las praderas de Ordesa. El autobús de la compañía Tragsa cuesta 4,5 euros ida y vuelta.

Una vez que llegamos a las praderas empieza el camino, excelentemente señalizado, vamos, que es imposible perderse.

El paraje que se aprecia es realmente espectacular, con montes que rondan los 2.800 metros, como el Pico de Salarons (2.752), Punta Tobacor (2.751) y el Tobacor (2.769). Pero esto sólo es el preludio de lo que viene después.

El camino siempre va a cercano a la vereda del río Arazas, en donde encontramos varios saltos de aguas:



Como se puede ver en las fotos, el paisaje es de postal:

En el trayecto podemos ver las Gradas de Soaso, una serie de sutiles saltos de agua:

Pero cada vez que nos adentramos más en este valle glaciar las paredes nos van rodeando, como la Faja de Pelay, por donde transcurre otro camino alternativo para llegar hasta la Cola de Caballo. Este camino comúnmente se llama la senda de los cazadores, un camino que transcurre paralelo al nuestro pero a unos cientos de metros de altura, con lo que la perspectiva tiene que ser bestial.

En nuestro caso hicimos el camino más sencillo, por abajo.

Poco a poco nos acercamos al Circo de Soaso:







Y al final del circo nuestra recompensa, la Cascada de la Cola de Caballo, con un salto de 75 metros de altura.

Y aquí los principiantes a montañeros :D

Nuestra ruta acaba aquí, pero para mucha gente es el principio, porque desde aquí suben al refugio de Goriz (2.160 m) para pasar noche y al día siguiente atacar el Monte Perdido, una mole de 3.335 metros de altura.

Es decir, es el fin de la aventura turística y comienza el periplo montañero.

Las cimas son caprichosas, pero cuando nos dejan verlas aparte del Monte Perdido podemos ver el Pico de Añisclo o Soum de Ramond (3.254), y la Torre de Goriz (2.797)

La próxima vez que venga aquí... espero que sea para subir el Monte Perdido, tiempo al tiempo.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.