Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Granada

Hacía ya 4 años desde la última vez que estuve en esta ciudad, y sinceramente, no me canso, no sé exactamente que es lo que tiene, su cultura, gente, la forma de vida... pero engancha.

Mi intención era visitar durante 10 días parte de Andalucía con mi coche, en plan road trip peliculero, pero se me estropeó nada más llegar a Granada, supongo que mi coche también quería quedarse más tiempo en esta ciudad, así que lo que iba a ser una aventura por los pueblos blancos de Andalucía quedó en una visita a fondo de la ciudad. En fin, como podéis imaginar, un sufrimiento, y además una excusa para volver :)

Alojamiento: Dolce Vita Hostel
Precio: 14 euros la noche + desayuno (habitación 6 personas)
Apuntes: ubicado en el barrio de San Antón, a 15 minutos andando del centro. En mi opinión mejorable, cumple pero no es para tirar cohetes.

Un consejo, si queréis visitar la ciudad hay unos tours gratuitos que salen todos los fines de semana a las 11 de la mañana desde la fuente de la Plaza Nueva. Al menos cuando yo estuve había, aunque el guía es un poco caótico, mejor esto que nada.

Bueno, empecemos con el repaso a la ciudad.

Alhambra

Con diferencia el punto de referencia en Granada (o Graná, como dicen ellos).

Alhambra en árabe es "al-Hamra", que quiere decir La Roja. No se sabe bien el origen del nombre, hay varias teorías, entre ellas que proviene por el color rojizo de la piedra o por el nombre de su creador.

¿Y qué es la Alhambra? pues para los que sois de fuera o habéis estudiado a partir de la ley Wert comentaros que es un enorme complejo palaciego en donde vivía el último reino andalusí, posteriormente cedido a los reyes católicos por el rey Boabdil, con la célebre frase que le dijo su madre:

"Llora como mujer lo que no has sabido defender como un hombre"

(La frase no tiene tono sexista ni nada)

La belleza del palacio debía ser de tal magnitud que cuando Isabel la Católica entró en los palacios nazaríes quiso que fuera su Casa Real y Capitanía General. No sé, me imagino que el impacto debió de ser impresionante, una cultura muy inferior descubriendo un reino sofisticado, algo parecido a las invasiones bárbaras en Roma, o cuando los hooligans de fútbol salen de su ciudad.

Visitar la Alhambra es una maravilla, por muchísimos motivos, por la belleza de sus construcciones, por su historia, por las vistas de la ciudad, de Sierra Nevada... lo cierto es que es un privilegio.

El precio de la entrada es de 13 euros, y da derecho a visitar la Alhambra y el Generalife (la casa de campo de los reyes musulmanes). Entre los consejos que os puedo dar:
  • Reservad mínimo 3-4 horas para la visita
  • Llevad agua
  • Que no se os pase la hora de la visita a los palacios nazaríes, con la entrada hay un horario restringido de acceso.
  • El Generalife también merece mucho la pena, no os vayáis sin verlo.

Las siguientes fotos están tomadas desde el Mirador de San Nicolás, en el Albaicín, probablemente el barrio más turístico de la ciudad. He tenido suerte y he viajado bastante, y os puedo asegurar que es uno de esos sitios que enamoran, como las Cataratas de Iguazú, Angkor o Tudela.

Dentro de la Alhambra los palacios Nazaríes es la parte más famosa, probablemente por la delicadeza, detalles y sofisticación de los mismos:

Además de los famosos Palacios Nazaríes La Alhambra se compone de otras estructuras, como el Palacio de Carlos V, que contrasta muchísimo con el resto de edificios (hay un museo gratuito dentro), El Partal, que comprende el pórtico del palacio, los jardines y paseos, y la Alcazaba o castillo, una de las partes más antiguas y que servía como área militar.

Desde aquí se pueden apreciar las mejores vistas de la ciudad:

El Generalife

Construido para ser el lugar de recreo de los reyes granadinos cuando estos querían huir de la vida oficial del palacio.

Dentro del Generalife uno de los sitios más famosos es la escalera de agua, hecha con tejas invertidas, por la que baja el agua de la Acequia Real permanentemente.

Albaicín

Todas las ciudades tienen algún barrio con identidad propia. En el caso de Granada este barrio es el Albaicín, uno de los núcleos antiguos de la Granada musulmana.

En la edad media se le consideraba un arrabal (para los de la ley Wert arrabal = suburbio = barrio txungo lleno de ninis), ahora es un barrio de moda para gente bohemia.

El barrio se encuentra en una colina, con lo que hay calles de difícil acceso, en donde pequeños autobuses se cuelas por sus callejones. La visita a este barrio, si se está en Granada es obligatoria. Y si perderse por sus calles es una delicia, quedarse a ver el atardecer en el mirador de San Nicolás una droga.

Pequeños autobuses se cuelan por las calles, en la calle acera del Darro, a punto de subir al Albaicín:

¿Un helipuerto? toma ya, sí que son pequeñas las calles, sí.

Una estatua de Chorrojumo en el Albaicín, uno de los personajes más castizos de la ciudad, patriarca gitano y precursor del turismo en la ciudad a principios del siglo XX. En su momento se le reconoció como la autoridad en el barrio vecino de Sacromonte, cuna de los gitanos de Granada.

Sacromonte

Otro de los barrios con personalidad en la ciudad. Con decenas de cuevas donde vive gente, el tiempo parece haberse parado en décadas. Cuna de gitanos, flamenco, y más recientemente, hippies (como los bohemios pero con menos dinero)

Crisol de culturas

Me hace gracia cuando se habla de que España fue un crisol de culturas, los judíos, musulmanes y cristianos diciéndose cosas bonitas al oído y regalándose bombones, en fin.

Pero lo cierto es que aún quedan resquicios judíos en la ciudad:

Ocio en la ciudad: tapas y tés

Tapear en esta ciudad es una religión. Que tomes una caña y te saquen una señora tapa es una maravilla. Y si es lunes más aún, a nosotros nos ofrecieron 2 x1 en tapas, es decir, que por 2 euros te tomabas 1 cerveza y 2 tapas, así da gusto, sí señor.

Una de las calles que más fama tiene para tapear es la calle Elvira, allí hay innumerables sitios para saciarte a comer o beber.

Debido a la influencia árabe es muy típico tomar un té en alguna de las teterías de la ciudad. En el Albaicín, en la calle de la calderería Nueva hay muchísimos sitios para tomar un té. en mi opinión me pareció un poco artificial, pero bueno, supongo que quizás no tuvimos buena suerte.

En otras teterías que nos encontramos en la ciudad sin buscarlas tuvimos mucha más suerte.

Ocio en la ciudad: flamenco

No sé, Granada me suena a flamenco, desde gente que está tocando de manera improvisada por las calles, o artistas callejeros que se ganan un pequeño sueldo...

...hasta espectáculos de más nivel, como el que se puede ver en La Chumbera (calle camino Sacromonte), en el Sacromonte. Ya el lugar en sí es espectacular, un pequeño teatro con vistas a la Alhambra, y además, no es un espectáculo turístico. Y si después tocan artistas de nivel a precios económicos (8 euros la entrada), poco más se puede pedir.

Ocio en la ciudad: salir de fiesta

Pues... poco puedo hablar al respecto, pero siendo una ciudad universitaria seguro que hay fiesta para parar un tren. Una de las zonas de copas está entre la calle Carril de Picón y Camino de Ronda.

Lo que sí estuve es en un espectáculo de Jam blues en el BoogaClub, un garito muy, muy recomendable.


Ocio en la ciudad: arte callejero

Granada es una ciudad con mucho arte, está claro, y además del arte institucional o histórico también hay otro más callejero, como el de los grafitis.

Una zona muy interesante para ver grafitis son los alrededores de la Calle Molinos y La Cuesta del Caldero, donde un grafitero muy conocido en la ciudad, El niño de las pinturas, hace de las suyas.
"Cansada de buscar héroes me senté a descansar y me di cuenta que estaba perdiendo el tiempo buscando lo que más cerca tenía. Siempre has sido tú, felicidades bombón"

El niño de las pinturas: "Cansao de no encontrar respuesta decidí cambiar mis preguntas"


Un poco de guasa ya tiene, ya :D "Bar Kiki, especialidad en pescados"

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.