Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Euskadi - Hondarribia

En el extremo más orientaldel País vasco, fronteriza con Iparralde (país vasco francés), se encuentra la pequeña localidad de Hondarribia.

Hondarribia, o fuenterrabía en español, es una ciudad con clara vocación turística y pesquera. De hecho es junto con el puerto de Getaria el más importante de Gipuzkoa.

Pero el turista que va a visitar Gipuzkoa creo que es uno de los mejores destinos de su costa, y te voy a dar 7 razones para convencerte:

1 El marco natural

Como muchas localidades de Euskadi Hondarribia no es menos, y está rodeada de verdes montañas que le dan un marco natural incomparable. En concreto, el monte Jaizkibel (542 metros) vigila la población.

2 La playa

La ciudad tiene playa, y en verano miles de "meaplayas" navarros vamos a invadir la costa. Hondarribia no es una excepción. Es una playa que no deja indiferente, o te gusta o no. Eso sí, no esperes la Concha de Donosti.

3 Cercanía con Iparralde - Navarra

La proximidad de la costa francesa hace que la ciudad siempre haya sido una plaza importante. Ya el Reyno de Navarra reconquistó la ciudad en 1521, pero no ha sido la única batalla famosa, pero ya hablaremos más tarde de ello.

En la fotografía la localidad francesa de Hendaia - Hendaya, al otro lado de la desembocadura del río Bidasoa. Y al fondo el monte Larrun, con su famoso repetidor, cima franco-navarra desde la que se ve toda la costa.

4 Localidad marítima

Hondarribia siempre ha tenido tradición pesquera, y pese a la crisis, aún activa. De hecho el sello de la ciudad tiene una ballena, y es que a no demasiada distancia de la costa pasan grandes cetáceos, como la segunda ballena más grande de la tierra, el Rorcual común o a los cachalotes. Eso sí, desde la playa no las veremos :)

Pero merece la pena pasear por sus calles y empaparse de ese ambiente marinero, amplaimente reflejado en la gastronomía. y el mejor sitio para ello... el arrabal de la Marina o del Puerto.

5 Las murallas

La actual población tiene su origen en época medieval, siendo una de las antiguas poblaciones marítimas del extinto Reyno de Navarra. Allá por 1.200 pasó a ser villa del reino de Castilla, con lo que se reforzaron sus defensas con las murallas. Atrás quedan numerosos asedios, navarros, castellanos y franceses.

Actualmente son las murallas mejor conservadas de Gipuzkoa, por ejemplo el Cubo de Santa María, la Fortificación de San Nicolás, el Baluarte de la Reina,  y el Bastión de Santiago son estructuras que se han conservado hasta hoy. Lo mejor... pasear tranquilamente por sus murallas.

6 El barrio de los pescadores

Dos son los barrios con más personalidad de la ciudad, el Casco Viejo y el barrio de la Marina (o de pescadores), a extramuros de la ciudad. Éste último, de clara vocación pesquera, en los extramuros de la ciudad, pero no te asustes, la localidad es pequeña.

Las coloridas casas, típicas vascas, y su cantidad de bares, invitan a tomar un txakolí, mientras se disfrutan de unos buenos pintxos, si el tiempo lo permite, en alguna de las terrazas de la zona.

7 La parte vieja o Casco Viejo

Dentro del recinto amurallado hay muchos recovecos por los que merece perderse, como el Parador nacional de turismo, enorme edificio que anteriormente se llamaba el Castillo de Carlos V.

Además de enormes moles de piedra hay coquetas plazas, como la plaza Gipuzkoa, que aunque es de reciente construcción su estilo tradicional le da un toque medieval muy conseguido.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.