Diarios de una bicicleta

Diarios de una bicicleta

Para gente con ganas de salir de casa

Tenerife - Macizo de Anaga

Y tras una sinuosa carretera, al final encuentras esto:


En el nordeste de Tenerife, en la punta, se encuentra uno de los parajes más bellos y salvajes de la isla, el macizo de Anaga.

Sus montañas acaban en profundos valles de más de 700 metros de desnivel, en donde el clima húmedo y sus peculariedades geológicas, con unas brumas constantes, hacen que crezca un bosque muy húmedo y subtropical: la laurisilva canaria.

Lo cierto que este bosque te hace recordar que no estás en Europa:

Perderse en este parque rural es increíble, de hecho tengo muchísimas ganas de volver para hacer alguna de las rutas que se pueden realizar por los alrededores.

Si no se tiene mucho tiempo, como fue nuestro caso, se puede coger el coche y recorrer las serpenteantes carreteras hasta los pequeños pueblos costeros de Taganana, Almáciga y Benijo, y disfrutar el atardecer en unas playas alucinantes, vigiladas por enormes acantilados, y lejos de las aglomeraciones del sur de la isla. En resumen, un lugar de ensueño.

Y si no me creeis os dejo con unas imágenes:


En resumen, un lugar imprescindible si estás en la isla y te gusta la naturaleza.
Si quieres saber más:

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.